Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Efesios 2:2 - Dios habla hoy

Efesios 2:2

en que vivían, pues seguían los criterios de este mundo y hacían la voluntad de aquel espíritu que domina en el aire[1] y que anima a los que desobedecen a Dios.

Ver Capítulo

Efesios 2:2 - Reina Valera 1960

en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

Ver Capítulo

Efesios 2:2 - Traducción en Lenguaje Actual

seguían el mal ejemplo de la gente de este mundo, y obedecían al poderoso espíritu en los aires, que gobierna sobre los malos espíritus y domina a las personas que desobedecen a Dios.

Ver Capítulo

Efesios 2:2 - Nueva Version Internacional

en los cuales andaban conforme a los poderes de este mundo. Se conducían según el que gobierna las tinieblas, según el espíritu que ahora ejerce su poder en los que viven en la desobediencia.

Ver Capítulo

Efesios 2:2 - Biblia de las Americas

en los cuales anduvisteis en otro tiempo según la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

Ver Capítulo

Efesios 2:2 - Nueva Traducción Viviente

Vivían en pecado, igual que el resto de la gente, obedeciendo al diablo —el líder de los poderes del mundo invisible* —, quien es el espíritu que actúa en el corazón de los que se niegan a obedecer a Dios.

Ver Capítulo

Efesios 2:2 - Palabra de Dios para Todos

Antes vivían pecando, igual que todo el mundo, y se dejaban guiar por el que gobierna las fuerzas de maldad que están en el aire y que todavía actúa por medio de los que desobedecen a Dios.

Ver Capítulo

Efesios 2:2 - Biblia de Jerusalén 1998

en los cuales vivisteis en otro tiempo según el proceder de este mundo, según el príncipe del imperio del aire, el espíritu que actúa en los rebeldes...

Ver Capítulo

Efesios 2:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

caminaban en las sendas del olam hazeh y obedecían al gobernador de los poderes del aire,[8] que todavía está operando en los desobedientes de Toráh.

Ver Capítulo