Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Eclesiastés 3:22 - Dios habla hoy

Eclesiastés 3:22

Me he dado cuenta de que no hay nada mejor para el hombre que disfrutar de su trabajo, pues eso es lo que le ha tocado, ya que nadie lo traerá a que vea lo que habrá de ocurrir después de su muerte.

Ver Capítulo

Eclesiastés 3:22 - Reina Valera 1960

Así, pues, he visto que no hay cosa mejor para el hombre que alegrarse en su trabajo, porque esta es su parte; porque ¿quién lo llevará para que vea lo que ha de ser después de él?

Ver Capítulo

Eclesiastés 3:22 - Traducción en Lenguaje Actual

Lo que sí he visto es que, cuando morimos, nadie nos trae de vuelta para ver lo que pasará después. Por eso, disfrutemos de nuestro trabajo, ya que trabajar es nuestro destino.

Ver Capítulo

Eclesiastés 3:22 - Nueva Version Internacional

He visto, pues, que nada hay mejor para el hombre que disfrutar de su trabajo, ya que eso le ha tocado. Pues, ¿quién lo traerá para que vea lo que sucederá después de él?

Ver Capítulo

Eclesiastés 3:22 - Biblia de las Americas

Y he visto que no hay nada mejor para el hombre que gozarse en sus obras, porque esa es su suerte. Porque ¿quién le hará ver lo que ha de suceder después de él?

Ver Capítulo

Eclesiastés 3:22 - Nueva Traducción Viviente

Entonces me di cuenta de que no hay nada mejor para la gente que ser feliz con su trabajo. ¡Para eso estamos en este mundo! Nadie nos traerá de la muerte para que disfrutemos de la vida después de que hayamos muerto.

Ver Capítulo

Eclesiastés 3:22 - Palabra de Dios para Todos

Así que me di cuenta de que lo mejor que uno puede hacer es disfrutar de su trabajo. Eso es todo lo que tiene. La gente no debiera preocuparse del futuro porque nadie puede decirle a uno lo que va a suceder.

Ver Capítulo

Eclesiastés 3:22 - Biblia de Jerusalén 1998

Veo que no hay nada mejor para el hombre que gozar de sus obras, pues ésa es su paga. Pero ¿quién le guiará a contemplar lo que ha de suceder después de él?

Ver Capítulo

Eclesiastés 3:22 - Kadosh Israelita Mesiánica

Así que yo concluí que no hay nada mejor para una persona hacer que tener alegría en sus actividades, que esa es su porción asignada; porque ¿quién lo capacitará para ver qué pasará después de él? °

Ver Capítulo