Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Deuteronomio 5:21 - Dios habla hoy

Deuteronomio 5:21

'No codicies la mujer de tu prójimo. No ambiciones la casa de tu prójimo, ni su campo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que le pertenezca. '

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:21 - Reina Valera 1960

No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:21 - Traducción en Lenguaje Actual

ni se dejen dominar por el deseo de tener lo que otros tienen, ya sea su esposa, su esclavo, su esclava, su buey, su burro, o cualquiera de sus pertenencias.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:21 - Nueva Version Internacional

"No codicies la esposa de tu prójimo, ni desees su casa, ni su tierra, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su burro, ni nada que le pertenezca.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:21 - Biblia de las Americas

"No codiciarás la mujer de tu prójimo, y no desearás la casa de tu prójimo, ni su campo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo."

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:21 - Nueva Traducción Viviente

»No codicies la esposa de tu prójimo. Tampoco codicies la casa de tu prójimo ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su burro, ni ninguna otra cosa que le pertenezca.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:21 - Palabra de Dios para Todos

»No desees a la mujer de tu semejante, ni la casa de tu semejante, ni su tierra, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su burro, ni nada de lo que tenga.

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:21 - Biblia de Jerusalén 1998

"No desearás la mujer de tu prójimo, no codiciarás su casa, su campo, su siervo o su sierva, su buey o su asno: nada que sea de tu prójimo."

Ver Capítulo

Deuteronomio 5:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

י "No codicies la esposa de tu prójimo, no codicies la casa de tu prójimo, su campo, su esclavo o su esclava, su buey, su asno o nada que pertenezca a tu prójimo.

Ver Capítulo