Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Deuteronomio 21:16 - Dios habla hoy

Deuteronomio 21:16

cuando llegue el día en que ese hombre reparta sus bienes entre sus hijos, no podrá tratar como hijo mayor al de la mujer que ama, pues perjudicaría al hijo de la mujer aborrecida, que es realmente el mayor.

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:16 - Reina Valera 1960

en el día que hiciere heredar a sus hijos lo que tuviere, no podrá dar el derecho de primogenitura al hijo de la amada con preferencia al hijo de la aborrecida, que es el primogénito;

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:16 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:16 - Nueva Version Internacional

Cuando tal hombre reparta la herencia entre sus hijos, no dará los derechos de primogenitura al hijo de la esposa a quien ama, ni lo preferirá en perjuicio de su verdadero primogénito, es decir, el hijo de la esposa a quien no ama.

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:16 - Biblia de las Americas

el día que reparta lo que tiene entre sus hijos, no puede él hacer primogénito al hijo de la amada con preferencia al hijo de la aborrecida, que es el primogénito,

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:16 - Nueva Traducción Viviente

Cuando el hombre divida su herencia, no dará la mayor parte al hijo menor —el que tuvo con la esposa que ama— como si fuera el primer hijo varón.

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:16 - Palabra de Dios para Todos

el hombre no tiene derecho a tratar al hijo de la mujer que ama como si fuera el hijo mayor. Cuando reparta su propiedad entre sus hijos, el hijo de la mujer que él no ama, recibirá más.

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:16 - Biblia de Jerusalén 1998

el día que reparta la herencia entre sus hijos no podrá dar el derecho de primogenitura al hijo de la mujer amada, en perjuicio del hijo de la mujer que no ama, que es el primogénito.

Ver Capítulo

Deuteronomio 21:16 - Kadosh Israelita Mesiánica

entonces, cuando venga el tiempo para que él pase su herencia a sus hijos, no podrá dar la herencia del primogénito al hijo de la esposa amada en lugar del hijo de la aborrecida, que es de hecho el primogénito.

Ver Capítulo