Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Colosenses 4:10 - Dios habla hoy

Colosenses 4:10

Aristarco, mi compañero de cárcel, les manda saludos; y también Marcos, el primo de Bernabé. Ustedes y a tienen instrucciones respecto a Marcos; si va a visitarlos, recíbanlo bien.

Ver Capítulo

Colosenses 4:10 - Reina Valera 1960

Aristarco, mi compañero de prisiones, os saluda, y Marcos el sobrino de Bernabé, acerca del cual habéis recibido mandamientos; si fuere a vosotros, recibidle;

Ver Capítulo

Colosenses 4:10 - Traducción en Lenguaje Actual

Aristarco, que está preso conmigo, les envía saludos. También los saluda Marcos, el primo de Bernabé. Si él llega a visitarlos, no dejen de recibirlo.

Ver Capítulo

Colosenses 4:10 - Nueva Version Internacional

Aristarco, mi compañero de cárcel, les manda saludos, como también Marcos, el primo de Bernabé. En cuanto a Marcos, ustedes ya han recibido instrucciones; si va a visitarlos, recíbanlo bien.

Ver Capítulo

Colosenses 4:10 - Biblia de las Americas

Aristarco, mi compañero de prisión, os envía saludos; también Marcos, el primo de Bernabé (acerca del cual recibisteis instrucciones; si va a vosotros, recibidle bien);

Ver Capítulo

Colosenses 4:10 - Nueva Traducción Viviente

Aristarco, quien está en la cárcel conmigo, les manda saludos; y también los saluda Marcos, el primo de Bernabé. Tal como ya se les indicó, si Marcos pasa por allí, hagan que se sienta bienvenido.

Ver Capítulo

Colosenses 4:10 - Palabra de Dios para Todos

Aristarco, mi compañero aquí en la cárcel les manda saludos, al igual que Marcos, el primo de Bernabé. Ya les di instrucciones acerca de Marcos de recibirlo muy bien si alguna vez va a visitarlos.

Ver Capítulo

Colosenses 4:10 - Biblia de Jerusalén 1998

Os saludan Aristarco, mi compañero de cautiverio, y Marcos, primo de Bernabé, acerca del cual recibisteis ya instrucciones. Si va a vosotros, dadle buena acogida.

Ver Capítulo

Colosenses 4:10 - Kadosh Israelita Mesiánica

Aristarco, mi compañero de prisión, manda saludos, como también Marcos, el primo de Bar-Nabba, de quien han recibido instrucciones, si él va a ustedes, denle la bienvenida.

Ver Capítulo