Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Apocalipsis 8:5 - Dios habla hoy

Apocalipsis 8:5

Entonces el ángel tomó el incensario, lo llenó con brasas de fuego del altar, y lo lanzó sobre la tierra; y hubo truenos, voces, relámpagos y un terremoto.

Ver Capítulo

Apocalipsis 8:5 - Reina Valera 1960

Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto.

Ver Capítulo

Apocalipsis 8:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Entonces el ángel tomó el tazón y lo llenó con los carbones encendidos que estaban sobre el altar. Luego, lanzó todo sobre la tierra, y por todos lados hubo un fuerte ruido de truenos, y relámpagos, y un temblor de tierra.

Ver Capítulo

Apocalipsis 8:5 - Nueva Version Internacional

Luego el ángel tomó el incensario y lo llenó con brasas del altar, las cuales arrojó sobre la tierra; y se produjeron truenos, estruendos,* relámpagos y un terremoto.

Ver Capítulo

Apocalipsis 8:5 - Biblia de las Americas

Y el ángel tomó el incensario, lo llenó con el fuego del altar y lo arrojó a la tierra, y hubo truenos, ruidos, relámpagos y un terremoto.

Ver Capítulo

Apocalipsis 8:5 - Nueva Traducción Viviente

Entonces el ángel llenó el recipiente para quemar incienso con fuego del altar y lo lanzó sobre la tierra; y hubo truenos con gran estruendo, relámpagos y un gran terremoto.

Ver Capítulo

Apocalipsis 8:5 - Palabra de Dios para Todos

Luego, el ángel tomó el recipiente donde estaba el incienso, lo llenó con fuego del altar. Entonces lo arrojó sobre la tierra, y hubo truenos, ruidos, rayos y un terremoto.

Ver Capítulo

Apocalipsis 8:5 - Biblia de Jerusalén 1998

Y el ángel tomó el badil y lo llenó con brasas del altar y las arrojó sobre la tierra. Entonces hubo truenos, fragor, relámpagos y temblor de tierra.

Ver Capítulo

Apocalipsis 8:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces el malaj cogió el incensario, lo llenó de fuego del altar, y lo arrojó a tierra; y hubo truenos que retumbaban, voces, centelleo de relámpagos y un terremoto.

Ver Capítulo