x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Apocalipsis 21:2 - Dios habla hoy

Apocalipsis 21:2

Vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, de la presencia de Dios. Estaba arreglada como una novia vestida para su prometido. [2]

Ver Capítulo

Apocalipsis 21:2 - Reina Valera 1960

Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.

Ver Capítulo

Apocalipsis 21:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Vi también que la ciudad santa, la nueva Jerusalén, bajaba del cielo, donde vive Dios. La ciudad parecía una novia vestida para su boda, lista para encontrarse con su novio.

Ver Capítulo

Apocalipsis 21:2 - Nueva Version Internacional

Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido.

Ver Capítulo

Apocalipsis 21:2 - Nueva Versión Internacional 1999

Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido.

Ver Capítulo

Apocalipsis 21:2 - Biblia de las Americas

Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, preparada como una novia ataviada para su esposo.

Ver Capítulo

Apocalipsis 21:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

También vi la ciudad Kadosh, la Yerushalayim de lo Alto, descendiendo desde el cielo de YAHWEH, preparada como una esposa, hermosamente vestida para su esposo.[116]

Ver Capítulo

Apocalipsis 21:2 - Nueva Traducción Viviente

Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde la presencia de Dios, como una novia hermosamente vestida para su esposo.

Ver Capítulo

Apocalipsis 21:2 - La Biblia del Oso  RV1569

Y yo Ioan vide la ſana Ciudad de Ieruſalem nueua, que decendia del cielo, adereçada de Dios, como la eſpoſa atauiada para ſu marido.

Ver Capítulo

Apocalipsis 21:2 - Reina Valera Antigua 1602

Y yo Juan vi la santa ciudad, Jerusalem nueva, que descendía del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.

Ver Capítulo