Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Apocalipsis 16:9 - Dios habla hoy

Apocalipsis 16:9

y todos quedaron terriblemente quemados; pero no se volvieron a Dios ni lo alabaron, sino que dijeron cosas ofensivas contra él, que tiene poder sobre estas calamidades.

Ver Capítulo

Apocalipsis 16:9 - Reina Valera 1960

Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria.

Ver Capítulo

Apocalipsis 16:9 - Traducción en Lenguaje Actual

Todos quedaron terriblemente quemados, pero ni aun así se volvieron a Dios ni lo alabaron. Al contrario, ofendieron a Dios, que tiene poder para suspender esos terribles castigos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 16:9 - Nueva Version Internacional

Todos sufrieron terribles quemaduras, pero ni así se arrepintieron; en vez de darle gloria a Dios, que tiene poder sobre esas plagas, maldijeron su nombre.

Ver Capítulo

Apocalipsis 16:9 - Biblia de las Americas

Y los hombres fueron quemados con el intenso calor; y blasfemaron el nombre de Dios que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria.

Ver Capítulo

Apocalipsis 16:9 - Nueva Traducción Viviente

Todos sufrieron quemaduras debido a la descarga de calor y maldijeron el nombre de Dios, quien tenía control sobre todas estas plagas. No se arrepintieron de sus pecados ni se volvieron a Dios ni le dieron la gloria.

Ver Capítulo

Apocalipsis 16:9 - Palabra de Dios para Todos

Los seres humanos sufrieron graves quemaduras, pero no cambiaron su forma de pensar ni de vivir. No glorificaron a Dios, quien controla esas plagas, sino que maldijeron su nombre.

Ver Capítulo

Apocalipsis 16:9 - Biblia de Jerusalén 1998

y los hombres fueron abrasados con un calor abrasador. No obstante, blasfemaron del nombre de Dios que tiene potestad sobre tales plagas, y no se arrepintieron dándole gloria.

Ver Capítulo

Apocalipsis 16:9 - Kadosh Israelita Mesiánica

La gente era quemada por el fuego intenso; aún maldijeron El Nombre de YAHWEH, quién tenía autoridad sobre estas plagas, en vez de volverse de sus pecados para darle la gloria.

Ver Capítulo