x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



2 Timoteo 2:10 - Dios habla hoy

2 Timoteo 2:10

Por eso lo soporto todo en bien de los que Dios ha escogido, para que también ellos alcancen la salvación y la gloria eterna en Cristo Jesús.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Reina Valera 1960

Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Traducción en Lenguaje Actual

Por esa razón soporto toda clase de sufrimientos, para que los que Dios ha elegido se salven y reciban la vida eterna que Cristo ofrece junto a Dios.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Nueva Version Internacional

Así que todo lo soporto por el bien de los elegidos, para que también ellos alcancen la gloriosa y eterna salvación que tenemos en Cristo Jesús.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Nueva Versión Internacional 1999

Así que todo lo soporto por el bien de los elegidos, para que también ellos alcancen la gloriosa y eterna salvación que tenemos en Cristo Jesús.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Biblia de las Americas

Por tanto, todo lo soporto por amor a los escogidos, para que también ellos obtengan la salvación que está en Cristo Jesús, y con ella gloria eterna.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Kadosh Israelita Mesiánica

¿Por qué persevero a través de todo? Por amor a los que han sido escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que viene del Mashíaj Yahshúa con gloria eterna.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Nueva Traducción Viviente

Por eso estoy dispuesto a soportar cualquier cosa si ésta traerá salvación y gloria eterna en Cristo Jesús a los que Dios ha elegido.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - La Biblia del Oso  RV1569

Portanto todo lo ſuffro por amor de los Eſcogidos, paraque ellos tambien conſigan la ſalud que es en el Chriſto Ieſus cõ gloria eterna.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Reina Valera Antigua 1602

Por tanto, todo lo sufro por amor de los escogidos, para que ellos también consigan la salud que es en Cristo Jesús con gloria eterna.

Ver Capítulo