x

Biblia Online

Anuncios


2 Samuel 22:16 - Dios habla hoy

2 Samuel 22:16

El fondo del mar quedó al descubierto; las bases del mundo quedaron a la vista, por la voz amenazante del Señor, por el fuerte soplo que lanzó.

Ver Capítulo

2 Samuel 22:16 - Reina Valera 1960

Entonces aparecieron los torrentes de las aguas, Y quedaron al descubierto los cimientos del mundo; A la reprensión de Jehová, Por el soplo del aliento de su nariz.

Ver Capítulo

2 Samuel 22:16 - Traducción en Lenguaje Actual

Dios mío, tú reprendiste al mar, y por causa de tu enojo el fondo del mar quedó a la vista. En tu enojo resoplaste, y los cimientos de la tierra quedaron al descubierto.

Ver Capítulo

2 Samuel 22:16 - Nueva Version Internacional

A causa de la reprensión del Señor, y por el resoplido de su enojo,[3] las cuencas del mar quedaron a la vista; ¡al descubierto quedaron los cimientos de la tierra!

Ver Capítulo

2 Samuel 22:16 - Nueva Versión Internacional 1999

A causa de la reprensión del Señor, y por el resoplido de su enojo,[f] las cuencas del mar quedaron a la vista; ¡al descubierto quedaron los cimientos de la tierra!

Ver Capítulo

2 Samuel 22:16 - Biblia de las Americas

Entonces los abismos del mar aparecieron, los cimientos del mundo quedaron al descubierto, por la reprensión del SEÑOR, por el soplo del aliento de su nariz.

Ver Capítulo

2 Samuel 22:16 - Kadosh Israelita Mesiánica

Los canales del mar fueron vistos, los cimientos de la tierra fueron expuestos a la reprensión de YAHWEH, al golpe del aliento de Su ira.

Ver Capítulo

2 Samuel 22:16 - Nueva Traducción Viviente

Luego, a la orden del SEÑOR, a la ráfaga de su aliento, pudo verse el fondo del mar, y los cimientos de la tierra quedaron al descubierto.

Ver Capítulo

2 Samuel 22:16 - La Biblia del Oso  RV1569

Entonces apparecieron los manaderos dela mar, y los fundamẽtos del mundo fueron deſcubiertos por la reprehenſion de Iehoua, por la reſpiracion del reſuello de ſu nariz.

Ver Capítulo

2 Samuel 22:16 - Reina Valera Antigua 1602

Entonces aparecieron los manantiales de la mar, Y los fundamentos del mundo fueron descubiertos, A la reprensión de Jehová, Al resoplido del aliento de su nariz.

Ver Capítulo