Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Reyes 10:21 - Dios habla hoy

2 Reyes 10:21

Entonces envió Jehú mensajeros por todo Israel, y vinieron todos los adoradores de Baal, de tal manera que no hubo ninguno que no viniera. Entraron en el templo de Baal, [8] y el templo de Baal se llenó de extremo a extremo.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:21 - Reina Valera 1960

Y envió Jehú por todo Israel, y vinieron todos los siervos de Baal, de tal manera que no hubo ninguno que no viniese. Y entraron en el templo de Baal, y el templo de Baal se llenó de extremo a extremo.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:21 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

2 Reyes 10:21 - Nueva Version Internacional

Como Jehú envió mensajeros por todo Israel, vinieron todos los que servían a Baal, sin faltar ninguno. Eran tantos los que llegaron, que el templo de Baal se llenó de un extremo a otro.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:21 - Biblia de las Americas

Entonces Jehú envió aviso por todo Israel y vinieron todos los adoradores de Baal, y no quedó ninguno que no viniera. Y cuando entraron en la casa de Baal, la casa de Baal se llenó de un extremo al otro.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:21 - Nueva Traducción Viviente

Mandó mensajeros por todo Israel para convocar a los que veneraban a Baal. Asistieron todos —no faltó ninguno— y llenaron el templo de Baal de un extremo al otro.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:21 - Palabra de Dios para Todos

Jehú mandó un mensaje por toda la tierra de Israel y vinieron todos los que adoraban a Baal. Ninguno se quedó en casa y entraron al templo de Baal que se llenó de un extremo al otro.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:21 - Biblia de Jerusalén 1998

Jehú envió mensajeros por todo Israel y vinieron todos los fieles de Baal; no quedó uno solo que no viniera. Entraron en el templo de Baal, que se llenó de un cabo al otro.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

Yehu mandó a llamar por todo Yisra'el, diciendo; "Todos los sirvientes de Baal, todo sus sacerdotes y todos sus profetas vengan, así que no quede un hombre sin venir, yo voy a ofrecer un gran sacrificio, el que falte, no vivirá." Todos sirvientes de Baal vinieron, y todos sus sacerdotes, y todos sus profetas, entraron a la casa de Baal, y la casa de Baal estaba llena de un extremo al otro.[55]

Ver Capítulo