Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Crónicas 9:25 - Dios habla hoy

2 Crónicas 9:25

Salomón tenía cuatro mil caballerizas para sus caballos y sus carros, y doce mil jinetes, los cuales destinó a los cuarteles de carros de combate y a la guardia real en Jerusalén.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:25 - Reina Valera 1960

Tuvo también Salomón cuatro mil caballerizas para sus caballos y carros, y doce mil jinetes, los cuales puso en las ciudades de los carros, y con el rey en Jerusalén.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:25 - Traducción en Lenguaje Actual

Salomón tenía un ejército tan grande que tuvo que construir cuatro mil cuarteles en Jerusalén y en otras ciudades, para guardar sus caballos y carros de combate, y para albergar a sus doce mil jinetes.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:25 - Nueva Version Internacional

Salomón tenía cuatro mil establos para sus caballos y sus carros de combate, y doce mil caballos que mantenía en las caballerizas y también en su palacio en Jerusalén.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:25 - Biblia de las Americas

Salomón tenía cuatro mil establos para los caballos y carros y doce mil hombres de a caballo, y los situó en las ciudades de carros y en Jerusalén, junto al rey.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:25 - Nueva Traducción Viviente

Salomón tenía cuatro mil establos para sus caballos y carros de guerra, y doce mil caballos.* Los colocó en las ciudades designadas para guardar los carros y también cerca de él en Jerusalén.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:25 - Palabra de Dios para Todos

Salomón tenía cuatro mil establos para caballos y carros de combate. Tenía doce mil jinetes que él ubicó en las ciudades dedicadas a la caballería y los carros, y en su palacio en Jerusalén.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:25 - Biblia de Jerusalén 1998

Tenía Salomón cuatro mil caballerizas para sus caballos y carros, y doce mil caballos que acuarteló en las ciudades de carros y en Jerusalén en torno al rey.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:25 - Kadosh Israelita Mesiánica

Shlomó también tenía 4,000 yeguas para sus carruajes y sus 12,000 jinetes; él los asignó a las ciudades de carruajes y con el rey en Yerushalayim.

Ver Capítulo