x
Biblia Todo Logo

Biblia Online

Anuncios


2 Crónicas 30:16 - Dios habla hoy

2 Crónicas 30:16

Luego ocuparon sus puestos, según les está asignado en la ley de Moisés, hombre de Dios. Los sacerdotes rociaban la sangre que les entregaban los levitas.

Ver Capítulo

2 Crónicas 30:16 - Reina Valera 1960

Y tomaron su lugar en los turnos de costumbre, conforme a la ley de Moisés varón de Dios; y los sacerdotes esparcían la sangre que recibían de manos de los levitas.

Ver Capítulo

2 Crónicas 30:16 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

2 Crónicas 30:16 - Nueva Version Internacional

después de lo cual ocuparon sus respectivos puestos, conforme a la *ley de Moisés, hombre de Dios. Los levitas entregaban la sangre a los sacerdotes, y éstos la rociaban.

Ver Capítulo

2 Crónicas 30:16 - Nueva Versión Internacional 1999

después de lo cual ocuparon sus respectivos puestos, conforme a la ley de Moisés, hombre de Dios. Los levitas entregaban la sangre a los sacerdotes, y éstos la rociaban.

Ver Capítulo

2 Crónicas 30:16 - Biblia de las Americas

Y se colocaron en sus puestos según su costumbre, conforme a la ley de Moisés, hombre de Dios; los sacerdotes rociaban la sangre que recibían de mano de los levitas.

Ver Capítulo

2 Crónicas 30:16 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ahora ellos estaban en sus estaciones, conforme a la ordenanza, de acuerdo al mandamiento de Moshe el hombre de Elohim; los kohanim recibieron la sangre de las manos de los Leviim.

Ver Capítulo

2 Crónicas 30:16 - Nueva Traducción Viviente

Después ocuparon sus lugares en el templo, tal como estaba establecido en la ley de Moisés, hombre de Dios. Los levitas llevaron la sangre de los sacrificios a los sacerdotes, quienes la rociaron sobre el altar.

Ver Capítulo

2 Crónicas 30:16 - La Biblia del Oso  RV1569

Y puſieronſe en ſu orden conforme à ſu coſtumbre, conforme à la Ley de Moyſen Varon de Dios los Sacerdotes eſparziã la ſangre de la mano de los Leuitas.

Ver Capítulo

2 Crónicas 30:16 - Reina Valera Antigua 1602

Y pusiéronse en su orden conforme á su costumbre, conforme á la ley de Moisés varón de Dios; los sacerdotes esparcían la sangre que recibían de manos de los Levitas:

Ver Capítulo