Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Tesalonicenses 2:8 - Dios habla hoy

1 Tesalonicenses 2:8

así también les tenemos a ustedes tanto cariño que hubiéramos deseado darles, no solo el evangelio de Dios, sino hasta nuestras propias vidas. ¡Tanto hemos llegado a quererlos!

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:8 - Reina Valera 1960

Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:8 - Traducción en Lenguaje Actual

Tanto los amamos y queremos que no sólo les habríamos anunciado la buena noticia de Dios sino que, de haber sido necesario, hasta habríamos dado nuestra vida por ustedes.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:8 - Nueva Version Internacional

así nosotros, por el cariño que les tenemos, nos deleitamos en compartir con ustedes no sólo el evangelio de Dios sino también nuestra vida. ¡Tanto llegamos a quererlos!

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:8 - Biblia de las Americas

Teniendo así un gran afecto por vosotros, nos hemos complacido en impartiros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas, pues llegasteis a sernos muy amados.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:8 - Nueva Traducción Viviente

Los amamos tanto que no sólo les presentamos la Buena Noticia de Dios, sino que también les abrimos nuestra propia vida.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:8 - Palabra de Dios para Todos

Los amamos mucho y por eso nos alegramos de compartir con ustedes las buenas noticias de Dios. Además, ustedes se han vuelto tan importantes para nosotros que nos sentimos felices de compartir con ustedes hasta nuestra propia vida.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:8 - Biblia de Jerusalén 1998

Tanto os queríamos, que estábamos dispuestos a daros no sólo el Evangelio de Dios, sino nuestras propias vidas. ¡Habéis llegado a sernos entrañables!

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Tan grande fue nuestra devoción por ustedes, que nos alegramos por compartir con ustedes, no sólo las Buenas Noticias de YAHWEH, sino también nuestras vidas, porque habían llegado a ser muy queridos para nosotros.

Ver Capítulo