x
Biblia Todo Logo

Biblia Online

Anuncios


1 Samuel 9:8 - Dios habla hoy

1 Samuel 9:8

El criado respondió: –Tengo en mi poder una pequeña moneda de plata. Se la daremos al profeta para que nos indique el camino.

Ver Capítulo

1 Samuel 9:8 - Reina Valera 1960

Entonces volvió el criado a responder a Saúl, diciendo: He aquí se halla en mi mano la cuarta parte de un siclo de plata; esto daré al varón de Dios, para que nos declare nuestro camino.

Ver Capítulo

1 Samuel 9:8 - Traducción en Lenguaje Actual

El sirviente le dijo: —Yo traigo una monedita de plata, que pesa como tres gramos. Se la daré a ese hombre para que nos diga dónde encontrar las burras.

Ver Capítulo

1 Samuel 9:8 - Nueva Version Internacional

Aquí tengo casi tres gramos[1] de plata respondió el criado. Se los puedo dar al hombre de Dios para que nos indique el camino.

Ver Capítulo

1 Samuel 9:8 - Nueva Versión Internacional 1999

-Aquí tengo casi tres gramos[n] de plata -respondió el criado-. Se los puedo dar al hombre de Dios para que nos indique el camino.

Ver Capítulo

1 Samuel 9:8 - Biblia de las Americas

Y el criado volvió a responder a Saúl, y dijo: He aquí, tengo en mi mano la cuarta parte de un siclo de plata; se lo daré al hombre de Dios, y él nos indicará nuestro camino.

Ver Capítulo

1 Samuel 9:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

El sirviente respondió a Shaúl: "Mira, tengo aquí en mi mano un cuarto de shekel [un décimo de una onza] de plata. Yo lo daré al hombre de Elohim para que nos diga qué rumbo tomar."

Ver Capítulo

1 Samuel 9:8 - Nueva Traducción Viviente

—Bueno —dijo el siervo—, tengo una pequeña pieza de plata.* ¡Al menos, se la podemos ofrecer al hombre de Dios y ver qué pasa!

Ver Capítulo

1 Samuel 9:8 - La Biblia del Oso  RV1569

Entonces tornó el criado à reſponder à Saul diziendo: Heaqui ſe halla en mi mano vn quarto de ſiclo de plata: eſto daré àl varon de Dios, porque nos declâre nueſtro camino.

Ver Capítulo

1 Samuel 9:8 - Reina Valera Antigua 1602

Entonces tornó el criado á responder á Saúl, diciendo: He aquí se halla en mi mano la cuarta parte de un siclo de plata: esto daré al varón de Dios, porque nos declare nuestro camino.

Ver Capítulo