Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Samuel 25:2 - Dios habla hoy

1 Samuel 25:2

Había en Maón un hombre muy rico, dueño de tres mil ovejas y mil cabras, que tenía sus negocios en la ciudad de Carmel, donde acostumbraba trasquilar sus ovejas.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:2 - Reina Valera 1960

Y en Maón había un hombre que tenía su hacienda en Carmel, el cual era muy rico, y tenía tres mil ovejas y mil cabras. Y aconteció que estaba esquilando sus ovejas en Carmel.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:2 - Traducción en Lenguaje Actual

En Maón vivía un hombre de la familia de Caleb. Se llamaba Nabal, y era muy rico, pues tenía propiedades en Carmel y era dueño de tres mil ovejas y mil cabras. Pero también era muy grosero y maleducado. En cambio su esposa, que se llamaba Abigail, era una mujer muy inteligente y hermosa.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:2 - Nueva Version Internacional

Había en Maón un hombre muy rico, dueño de mil cabras y tres mil ovejas, las cuales esquilaba en Carmel, donde tenía su hacienda.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:2 - Biblia de las Americas

Y había un hombre en Maón que tenía sus bienes en Carmel; el hombre era muy rico y tenía tres mil ovejas y mil cabras; y estaba en Carmel trasquilando sus ovejas.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:2 - Nueva Traducción Viviente

Había un hombre rico de Maón que tenía propiedades cerca de la ciudad de Carmelo. Tenía tres mil ovejas y mil cabras, y era el tiempo de la esquila.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:2 - Palabra de Dios para Todos

En Maón vivía un hombre muy rico que tenía tres mil ovejas y mil cabras. Se encontraba en Carmel haciéndose cargo de sus negocios y esquilando sus ovejas.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:2 - Biblia de Jerusalén 1998

Había un hombre en Maón que tenía su hacienda en Carmelo. Era un hombre muy rico; poseía tres mil ovejas y mil cabras. Estaba entonces en Carmelo, esquilando su rebaño.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ahora bien, había un hombre en Maon que tenía propiedad en Karmel. El era muy rico, teniendo tres mil ovejas y mil cabras, y él estaba esquilando su rebaño[107] en Karmel.

Ver Capítulo