Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Samuel 14:27 - Dios habla hoy

1 Samuel 14:27

Pero Jonatán, que no había escuchado el juramento bajo el cual su padre había puesto al ejército, extendió la vara que llevaba en la mano, mojó la punta en un panal de miel y comió de ella, con lo cual se reanimó en seguida.

Ver Capítulo

1 Samuel 14:27 - Reina Valera 1960

Pero Jonatán no había oído cuando su padre había juramentado al pueblo, y alargó la punta de una vara que traía en su mano, y la mojó en un panal de miel, y llevó su mano a la boca; y fueron aclarados sus ojos.

Ver Capítulo

1 Samuel 14:27 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

1 Samuel 14:27 - Nueva Version Internacional

Sin embargo, Jonatán, que no había oído a su padre poner al ejército bajo juramento, alargó la vara que llevaba en la mano, hundió la punta en un panal de miel, y se la llevó a la boca. En seguida se le iluminó el rostro.

Ver Capítulo

1 Samuel 14:27 - Biblia de las Americas

Pero Jonatán no había oído cuando su padre puso al pueblo bajo juramento; por lo cual extendió la punta de la vara que llevaba en su mano, la metió en un panal de miel y se llevó la mano a la boca, y brillaron sus ojos.

Ver Capítulo

1 Samuel 14:27 - Nueva Traducción Viviente

Pero Jonatán no había escuchado la orden de su padre, y metió la punta de su vara en un panal y comió la miel. Después de haberla comido, cobró nuevas fuerzas.*

Ver Capítulo

1 Samuel 14:27 - Palabra de Dios para Todos

En cuanto a Jonatán, él no sabía nada de la promesa. No había oído cuando su papá forzó al pueblo a hacer dicha promesa. Así que tomó un poco de miel con la punta de una vara que traía en la mano y en cuanto la probó se sintió mejor.

Ver Capítulo

1 Samuel 14:27 - Biblia de Jerusalén 1998

Jonatán no había oído la imprecación que su padre había pronunciado sobre el pueblo y alargó la punta de la vara que tenía en la mano, la metió en el panal y después llevó la mano a su boca y le brillaron los ojos.

Ver Capítulo

1 Samuel 14:27 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero Yehonatan no había oído a su padre proclamar este juramento sobre el pueblo, así que él puso el extremo de su cetro en su mano, lo mojó en el panal de miel y lo llevó a su boca; y por tal motivo sus ojos se aclararon.

Ver Capítulo