Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Pedro 1:17 - Dios habla hoy

1 Pedro 1:17

Si ustedes llaman "Padre" a Dios, que juzga a cada uno según sus hechos y sin parcialidad, deben mostrarle reverencia durante todo el tiempo que vivan en este mundo.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:17 - Reina Valera 1960

Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación;

Ver Capítulo

1 Pedro 1:17 - Traducción en Lenguaje Actual

Dios es un juez que no tiene favoritos, y será él quien decida si merecemos ser castigados o premiados, según lo que cada uno de nosotros haya hecho. Así que, si ustedes dicen que Dios es su Padre, deben honrarlo en este mundo todos los días de su vida.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:17 - Nueva Version Internacional

Ya que invocan como Padre al que juzga con imparcialidad las obras de cada uno, vivan con temor reverente mientras sean peregrinos en este mundo.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:17 - Biblia de las Americas

Y si invocáis como Padre a aquel que imparcialmente juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor durante el tiempo de vuestra peregrinación;

Ver Capítulo

1 Pedro 1:17 - Nueva Traducción Viviente

Y recuerden que el Padre celestial, a quien ustedes oran, no tiene favoritos. Él los juzgará o los recompensará según lo que hagan. Así que tienen que vivir con un reverente temor de él mientras sean «extranjeros en la tierra».

Ver Capítulo

1 Pedro 1:17 - Palabra de Dios para Todos

Ustedes oran a Dios y lo llaman "Padre", y él juzga a todos por igual según lo que hacen. Por eso deben mostrarle respeto en todo lo que hagan durante el tiempo que estén en este mundo.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:17 - Biblia de Jerusalén 1998

Y si llamáis Padre a quien, sin acepción de personas, juzga a cada cual según su conducta, conducíos con temor durante el tiempo de vuestro destierro,

Ver Capítulo

1 Pedro 1:17 - Kadosh Israelita Mesiánica

También si se dirigen al que juzga imparcialmente como Padre de acuerdo a las obras de cada persona, deben vivir su estancia temporal en la tierra en temor.[7]

Ver Capítulo