x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



1 Corintios 9:27 - Dios habla hoy

1 Corintios 9:27

Al contrario, castigo mi cuerpo y lo obligo a obedecerme, para no quedar yo mismo descalificado después de haber enseñado a otros.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:27 - Reina Valera 1960

sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:27 - Traducción en Lenguaje Actual

Al contrario, vivo con mucha disciplina y trato de dominarme a mí mismo. Pues si anuncio a otros la buena noticia, no quiero que al final Dios me descalifique a mí.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:27 - Nueva Version Internacional

Más bien, golpeo mi cuerpo y lo domino, no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo quede descalificado.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:27 - Nueva Versión Internacional 1999

Más bien, golpeo mi cuerpo y lo domino, no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo quede descalificado.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:27 - Biblia de las Americas

sino que golpeo mi cuerpo y lo hago mi esclavo, no sea que habiendo predicado a otros, yo mismo sea descalificado.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:27 - Kadosh Israelita Mesiánica

Trato a mi cuerpo con dureza y lo someto a esclavitud, para que así, después de haber proclamado las Buenas Noticias a otros, no me descalifiquen a mí mismo.[37]

Ver Capítulo

1 Corintios 9:27 - Nueva Traducción Viviente

Disciplino mi cuerpo como lo hace un atleta, lo entreno para que haga lo que debe hacer. De lo contrario, temo que, después de predicarles a otros, yo mismo quede descalificado.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:27 - La Biblia del Oso  RV1569

Antes hiero mi cuerpo, y põgolo en ſeruidumbre: porque predicando à los otros, no me haga yo reprouado.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:27 - Reina Valera Antigua 1602

Antes hiero mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre; no sea que, habiendo predicado á otros, yo mismo venga á ser reprobado.

Ver Capítulo