Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Corintios 7:34 - Dios habla hoy

1 Corintios 7:34

y así está dividido. Igualmente, la mujer que y a no tiene esposo y la joven soltera se preocupan por las cosas del Señor, por ser santas tanto en el cuerpo como en el espíritu; pero la casada se preocupa por las cosas del mundo y por agradar a su esposo.

Ver Capítulo

1 Corintios 7:34 - Reina Valera 1960

Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.

Ver Capítulo

1 Corintios 7:34 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

1 Corintios 7:34 - Nueva Version Internacional

sus intereses están divididos. La mujer no casada, lo mismo que la joven soltera,* se preocupa* de las cosas del Señor; se afana por consagrarse al Señor tanto en cuerpo como en espíritu. Pero la casada se preocupa de las cosas de este mundo y de cómo agradar a su esposo.

Ver Capítulo

1 Corintios 7:34 - Biblia de las Americas

y sus intereses están divididos. Y la mujer que no está casada y la doncella se preocupan por las cosas del Señor, para ser santas tanto en cuerpo como en espíritu; pero la casada se preocupa por las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.

Ver Capítulo

1 Corintios 7:34 - Nueva Traducción Viviente

sus intereses están divididos. De la misma manera, una mujer que ya no está casada o que nunca se ha casado, puede dedicarse al Señor y ser santa en cuerpo y en espíritu. Pero una mujer casada tiene que pensar en sus responsabilidades terrenales y en cómo agradar a su esposo.

Ver Capítulo

1 Corintios 7:34 - Palabra de Dios para Todos

Entonces su atención está dividida. La vírgen que no está casada o la que nunca se ha casado se preocupa de los asuntos del Señor para poder ser santa en cuerpo y en espíritu. Pero la mujer casada se preocupa de las cosas del mundo, de cómo agradar a su esposo.

Ver Capítulo

1 Corintios 7:34 - Biblia de Jerusalén 1998

está por tanto dividido. La mujer no casada, lo mismo que la doncella, se preocupa de las cosas del Señor, de ser santa en el cuerpo y en el espíritu. Mas la casada se preocupa de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.

Ver Capítulo

1 Corintios 7:34 - Kadosh Israelita Mesiánica

y se encuentra dividido. Asimismo, la mujer que ya no está casada o la virgen que nunca ha estado casada, se preocupan por los asuntos del Adón, cómo ser Kadoshim, tanto físicamente como en el ruaj; pero la casada se preocupa con los asuntos del mundo, de cómo complacer a su marido.

Ver Capítulo