x

Biblia Online

Anuncios


Zacarías 8:13 - Biblia de las Americas

Zacarías 8:13

"Y sucederá que como fuisteis maldición entre las naciones, casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré para que seáis bendición. No temáis, mas sean fuertes vuestras manos."

Ver Capítulo

Zacarías 8:13 - Reina Valera 1960

Y sucederá que como fuisteis maldición entre las naciones, oh casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré y seréis bendición. No temáis, mas esfuércense vuestras manos.

Ver Capítulo

Zacarías 8:13 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Zacarías 8:13 - Nueva Version Internacional

Judá e Israel, ¡no teman, sino cobren ánimo! objeto de maldición, pero yo los salvaré, y serán una bendición.

Ver Capítulo

Zacarías 8:13 - Nueva Versión Internacional 1999

Judá e Israel, ¡no teman, sino cobren ánimo! Ustedes han sido entre las naciones objeto de maldición, pero yo los salvaré, y serán una bendición.”

Ver Capítulo

Zacarías 8:13 - Dios habla hoy

y así como ustedes, los de Judá y los de Israel, fueron maldición entre las demás naciones, así yo ahora los salvaré y haré que sean bendición. ¡No tengan miedo! ¡Esfuércense!"

Ver Capítulo

Zacarías 8:13 - Kadosh Israelita Mesiánica

Y vendrá a suceder, O Casa de Yahudáh y casa de Yisra'el, así como fueron maldición entre las naciones, así, ahora, Yo los salvaré; y ustedes serán una bendición; sean de buen valor, y fortalezcan sus manos.'"

Ver Capítulo

Zacarías 8:13 - Nueva Traducción Viviente

Entre las demás naciones, Judá e Israel se convirtieron en símbolo de una nación maldita. ¡Pues ya no lo serán más! Ahora los rescataré y los haré símbolo y fuente de bendición. Así que no tengan miedo. ¡Sean fuertes y sigan con la reconstrucción del templo!

Ver Capítulo

Zacarías 8:13 - La Biblia del Oso  RV1569

Y ſerá, que como fueſtes maldicion entre las Gentes, ô Caſa de Iuda, y Caſa de Iſrael, anſi os ſaluaré, para que ſeays bendicion, No temays: mas eſfuercenſe vueſtras manos.

Ver Capítulo

Zacarías 8:13 - Reina Valera Antigua 1602

Y será que como fuisteis maldición entre las gentes, oh casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré, y seréis bendición. No temáis, mas esfuércense vuestras manos.

Ver Capítulo