x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Rut 2:2 - Biblia de las Americas

Rut 2:2

Y Rut la moabita dijo a Noemí: Te ruego que me dejes ir al campo a recoger espigas en pos de aquel a cuyos ojos halle gracia. Y ella le respondió: Ve, hija mía.

Ver Capítulo

Rut 2:2 - Reina Valera 1960

Y Rut la moabita dijo a Noemí: Te ruego que me dejes ir al campo, y recogeré espigas en pos de aquel a cuyos ojos hallare gracia. Y ella le respondió: Vé, hija mía.

Ver Capítulo

Rut 2:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Rut 2:2 - Nueva Version Internacional

Y sucedió que Rut la moabita le dijo a Noemí: Permíteme ir al campo a recoger las espigas que vaya dejando alguien a quien yo le caiga bien. Anda, hija mía le respondió su suegra.

Ver Capítulo

Rut 2:2 - Nueva Versión Internacional 1999

Y sucedió que Rut la moabita le dijo a Noemí: -Permíteme ir al campo a recoger las espigas que vaya dejando alguien a quien yo le caiga bien. -Anda, hija mía -le respondió su suegra.

Ver Capítulo

Rut 2:2 - Dios habla hoy

Un día Rut le dijo a Noemí: –Déjame que vaya al campo, a ver si algún segador me permite ir detrás de él recogiendo espigas. [1] –Ve, hija mía –le respondió su suegra.

Ver Capítulo

Rut 2:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

Rut la mujer de Moav dijo a Naomi: "Déjame ir al campo y rebuscar espigas de grano detrás de cualquiera que me lo permita." Ella le respondió: "Ve, hija mía."

Ver Capítulo

Rut 2:2 - Nueva Traducción Viviente

Un día Rut la moabita le dijo a Noemí: —Déjame ir a los campos de cosecha a ver si alguien en su bondad me permite recoger las espigas de grano dejadas atrás. Noemí respondió: —Está bien, hija mía, puedes ir.

Ver Capítulo

Rut 2:2 - La Biblia del Oso  RV1569

Y Ruth la Moabita dixo à Noemi: Ruego te que me dexes yr àl campo, y cogeré eſpigas enpos de aquel en cuyos ojos hallâre gracia. Y ella le reſpõdió, Hija mia, ve.

Ver Capítulo

Rut 2:2 - Reina Valera Antigua 1602

Y Ruth la Moabita dijo á Noemi: Ruégote que me dejes ir al campo, y cogeré espigas en pos de aquel á cuyos ojos hallare gracia. Y ella le respondió: Ve, hija mía.

Ver Capítulo