Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Romanos 8:7 - Biblia de las Americas

Romanos 8:7

ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo,

Ver Capítulo

Romanos 8:7 - Reina Valera 1960

Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;

Ver Capítulo

Romanos 8:7 - Traducción en Lenguaje Actual

Los que no controlan sus malos deseos sólo piensan en hacer lo malo. Son enemigos de Dios, porque no quieren ni pueden obedecer la ley de Dios.

Ver Capítulo

Romanos 8:7 - Nueva Version Internacional

La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios, pues no se somete a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo.

Ver Capítulo

Romanos 8:7 - Dios habla hoy

Los que se preocupan por seguir las inclinaciones de la naturaleza débil son enemigos de Dios, porque ni quieren ni pueden someterse a su ley.

Ver Capítulo

Romanos 8:7 - Nueva Traducción Viviente

Pues la naturaleza pecaminosa es enemiga de Dios siempre. Nunca obedeció las leyes de Dios y jamás lo hará.

Ver Capítulo

Romanos 8:7 - Palabra de Dios para Todos

Cuando alguien se deja controlar por su naturaleza humana está en contra de Dios y se niega a obedecer la ley de Dios. De hecho, no es capaz de obedecerla

Ver Capítulo

Romanos 8:7 - Biblia de Jerusalén 1998

ya que las tendencias de la carne llevan al odio de Dios: no se someten a la ley de Dios, ni siquiera pueden;

Ver Capítulo

Romanos 8:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

Porque la mente controlada por la vieja naturaleza es hostil a YAHWEH, porque no se somete a la Toráh de YAHWEH, en verdad, no puede.

Ver Capítulo