x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Oseas 8:4 - Biblia de las Americas

Oseas 8:4

Ellos han puesto reyes, pero no escogidos por mí; han nombrado príncipes, pero sin saberlo yo. Con su plata y su oro se han hecho ídolos, para su propia destrucción.

Ver Capítulo

Oseas 8:4 - Reina Valera 1960

Ellos establecieron reyes, pero no escogidos por mí; constituyeron príncipes, mas yo no lo supe; de su plata y de su oro hicieron ídolos para sí, para ser ellos mismos destruidos.

Ver Capítulo

Oseas 8:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Cuando eligieron a sus reyes, no me tomaron en cuenta; cuando nombraron a sus jefes, no me pidieron consejo; ¡ellos mismos se hicieron daño al fabricarse ídolos de oro y plata!

Ver Capítulo

Oseas 8:4 - Nueva Version Internacional

Establecen reyes que yo no apruebo, y escogen autoridades que no conozco. para su propia destrucción.

Ver Capítulo

Oseas 8:4 - Nueva Versión Internacional 1999

Establecen reyes que yo no apruebo, y escogen autoridades que no conozco. Con su plata y con su oro se hacen imágenes para su propia destrucción.

Ver Capítulo

Oseas 8:4 - Dios habla hoy

"Sin contar conmigo han establecido reyes, y han nombrado jefes sin saberlo yo. Han tomado su plata y su oro para fabricarse ídolos y destruirse a sí mismos.

Ver Capítulo

Oseas 8:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ellos hacen reyes, pero sin mi autoridad; ° ellos han reinado, pero sin mi conocimiento. ° Con la plata y el oro, ellos se hacen ídolos, ° pero esto sólo los puede llevar a su propia destrucción.

Ver Capítulo

Oseas 8:4 - Nueva Traducción Viviente

El pueblo de Israel nombró reyes sin mi consentimiento y príncipes sin mi aprobación. Fabricaron ídolos de plata y oro para sí mismos y así provocaron su propia destrucción.

Ver Capítulo

Oseas 8:4 - La Biblia del Oso  RV1569

Ellos reynarõ, mas no por mi: hizieron ſeñorio, mas yo no lo ſupe: de ſu plata y de ſu oro hizieron idolos paraſi, para ſer talados.

Ver Capítulo

Oseas 8:4 - Reina Valera Antigua 1602

Ellos hicieron reyes, mas no por mí; constituyeron príncipes, mas yo no lo supe: de su plata y de su oro hicieron ídolos para sí, para ser talados.

Ver Capítulo