Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Números 6:9 - Biblia de las Americas

Números 6:9

"Pero si alguno muere repentinamente junto a él, y el nazareo contamina su cabeza consagrada, entonces se rasurará la cabeza el día de su purificación; el día séptimo se la rasurará.

Ver Capítulo

Números 6:9 - Reina Valera 1960

Si alguno muriere súbitamente junto a él, su cabeza consagrada será contaminada; por tanto, el día de su purificación raerá su cabeza; al séptimo día la raerá.

Ver Capítulo

Números 6:9 - Traducción en Lenguaje Actual

»Si alguna persona muere a su lado, el nazireo volverá a quedar puro rapándose toda la cabeza una semana después.

Ver Capítulo

Números 6:9 - Nueva Version Internacional

"Si de improviso alguien muere junto a él, la consagración de su cabeza quedará anulada; así que al cabo de siete días, en el día de su purificación, deberá rasurarse la cabeza.

Ver Capítulo

Números 6:9 - Dios habla hoy

"Si alguien muere de repente junto a él y le vuelve así impuro el pelo, que él tenía consagrado al Señor, deberá raparse la cabeza siete días más tarde, es decir, el día señalado para su purificación.

Ver Capítulo

Números 6:9 - Nueva Traducción Viviente

»Si alguien cae muerto a su lado, el cabello dedicado quedará contaminado. Tiene que esperar siete días y después se afeitará la cabeza. Entonces quedará limpio de su contaminación.

Ver Capítulo

Números 6:9 - Palabra de Dios para Todos

»Si alguien muere de repente junto a un nazareo, eso contamina el cabello del nazareo, así que siete días más tarde tendrá que raparse el cabello, o sea el día de su purificación*.

Ver Capítulo

Números 6:9 - Biblia de Jerusalén 1998

Si alguien muere de repente junto a él y mancha así su cabellera de nazireo, se rapará la cabeza el día de su purificación, y el día séptimo se la rapará otra vez.

Ver Capítulo

Números 6:9 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Cuando alguien junto a él muera muy repentinamente, así él profana su cabeza dedicada, entonces se rapará la cabeza en el día de su purificación; se la rapará el séptimo día.

Ver Capítulo