Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Nahum 1:3 - Biblia de las Americas

Nahum 1:3

El SEÑOR es lento para la ira y grande en poder, y ciertamente el SEÑOR no dejará impune al culpable. En el torbellino y la tempestad está su camino, y las nubes son el polvo de sus pies.

Ver Capítulo

Nahum 1:3 - Reina Valera 1960

Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable. Jehová marcha en la tempestad y el torbellino, y las nubes son el polvo de sus pies.

Ver Capítulo

Nahum 1:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Nuestro Dios es muy poderoso y siempre castiga a quien lo merece, pero también es un Dios paciente, y no se enoja con facilidad. Nuestro Dios camina entre las tormentas; las nubes son el polvo que levanta.

Ver Capítulo

Nahum 1:3 - Nueva Version Internacional

El Señor es lento para la ira, imponente en su fuerza. El Señor no deja a nadie sin castigo. Camina en el huracán y en la tormenta; las nubes son el polvo de sus pies.

Ver Capítulo

Nahum 1:3 - Dios habla hoy

El Señor es paciente pero poderoso, y no dejará de castigar al culpable. El Señor camina sobre la tormenta, y las nubes son el polvo de sus pies.

Ver Capítulo

Nahum 1:3 - Nueva Traducción Viviente

El SEÑOR es lento para enojarse, pero su poder es grande y nunca deja sin castigo al culpable. Da muestras de su poder en el torbellino y la tormenta; las nubes ondulantes son el polvo bajo sus pies.

Ver Capítulo

Nahum 1:3 - Palabra de Dios para Todos

El Señor no se enoja con facilidad, y también es muy fuerte. El Señor no dejará sin castigo al culpable. Anda entre torbellinos y tormentas de arena. Las nubes son el polvo de sus pies.

Ver Capítulo

Nahum 1:3 - Biblia de Jerusalén 1998

Yahvé tardo a la cólera, pero grande en poder, y a nadie deja impune Yahvé. Camina en la tempestad y el huracán, las nubes son el polvo de sus pies.

Ver Capítulo

Nahum 1:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

YAHWEH es tardo para indignarse, pero grande en poder; ° y El no deja al culpable sin castigo. ° La senda de YAHWEH en el torbellino y en la tormenta, ° y las nubes son el polvo de sus pies. °

Ver Capítulo