Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Mateo 21:19 - Biblia de las Americas

Mateo 21:19

Y al ver una higuera junto al camino, se acercó a ella, pero no halló nada en ella sino sólo hojas, y le dijo*: Nunca jamás brote fruto de ti. Y al instante se secó la higuera.

Ver Capítulo

Mateo 21:19 - Reina Valera 1960

Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera.

Ver Capítulo

Mateo 21:19 - Traducción en Lenguaje Actual

y vio por allí una higuera. Pero cuando se acercó, no encontró ningún higo para comer. El árbol sólo tenía hojas. Entonces, Jesús le dijo: «¡Nunca volverás a dar higos!» En aquel mismo instante, el árbol se secó.

Ver Capítulo

Mateo 21:19 - Nueva Version Internacional

Al ver una higuera junto al camino, se acercó a ella, pero no encontró nada más que hojas. --¡Nunca más vuelvas a dar fruto! --le dijo. Y al instante se secó la higuera.

Ver Capítulo

Mateo 21:19 - Dios habla hoy

Vio una higuera junto al camino y se acercó a ella, pero no encontró más que hojas. Entonces le dijo a la higuera: –¡Nunca más vuelvas a dar fruto! y al instante la higuera se secó.

Ver Capítulo

Mateo 21:19 - Nueva Traducción Viviente

y vio que había una higuera junto al camino. Se acercó para ver si tenía higos, pero sólo había hojas. Entonces le dijo: «¡Que jamás vuelva a dar fruto!». De inmediato, la higuera se marchitó.

Ver Capítulo

Mateo 21:19 - Palabra de Dios para Todos

Vio una higuera que sólo tenía hojas, se acercó y le dijo: -¡Que nunca más vuelvas a dar fruto! La higuera se secó al instante y murió.

Ver Capítulo

Mateo 21:19 - Biblia de Jerusalén 1998

y viendo una higuera junto al camino, se acercó a ella, pero no encontró en ella más que hojas. Entonces le dice: "¡Que nunca jamás brote fruto de ti!" Y al momento se secó la higuera.

Ver Capítulo

Mateo 21:19 - Kadosh Israelita Mesiánica

Vio una higuera junto al camino y se acercó a ella, pero no encontró en ella más que hojas. Entonces le dijo: "¡Nunca más volverás a dar fruto!" Y al instante la higuera se secó.[125]

Ver Capítulo