x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Mateo 16:17 - Biblia de las Americas

Mateo 16:17

Y Jesús, respondiendo, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.

Ver Capítulo

Mateo 16:17 - Reina Valera 1960

Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.

Ver Capítulo

Mateo 16:17 - Traducción en Lenguaje Actual

Jesús le dijo: —¡Bendito seas, Pedro hijo de Jonás! Porque no sabes esto por tu propia cuenta, sino que te lo enseñó mi Padre que está en el cielo.

Ver Capítulo

Mateo 16:17 - Nueva Version Internacional

--Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás --le dijo Jesús--, porque eso no te lo reveló ningún mortal,* sino mi Padre que está en el cielo.

Ver Capítulo

Mateo 16:17 - Nueva Versión Internacional 1999

-Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás -le dijo Jesús-, porque eso no te lo reveló ningún mortal,[i] sino mi Padre que está en el cielo.

Ver Capítulo

Mateo 16:17 - Dios habla hoy

Entonces Jesús le dijo: –Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás, porque esto no lo conociste por medios humanos, sino porque te lo reveló mi Padre que está en el cielo.

Ver Capítulo

Mateo 16:17 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Shimeon Bar-Yojanán," Yahshúa le dijo: "¡Bendito eres! Porque ningún ser humano te reveló esto, sino mi Padre que está en el cielo.

Ver Capítulo

Mateo 16:17 - Nueva Traducción Viviente

Jesús respondió: —Bendito eres, Simón hijo de Juan,* porque mi Padre que está en el cielo te lo ha revelado. No lo aprendiste de ningún ser humano.

Ver Capítulo

Mateo 16:17 - La Biblia del Oso  RV1569

Entonces reſpondiendo Ieſus, dixole, Bienauenturado eres Simon hijo de Ionas: porque no te lo reueló carne ni ſangre: mas mi Padre que eſtá en los cielos.

Ver Capítulo

Mateo 16:17 - Reina Valera Antigua 1602

Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, mas mi Padre que está en los cielos.

Ver Capítulo