x

Biblia Online

Anuncios


Marcos 9:20 - Biblia de las Americas

Marcos 9:20

Y se lo trajeron. Y cuando el espíritu vio a Jesús, al instante sacudió con violencia al muchacho, y éste, cayendo a tierra, se revolcaba echando espumarajos.

Ver Capítulo

Marcos 9:20 - Reina Valera 1960

Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos.

Ver Capítulo

Marcos 9:20 - Traducción en Lenguaje Actual

Enseguida se lo llevaron. Cuando el espíritu malo vio a Jesús, empezó a sacudir al muchacho con gran fuerza. El joven cayó al suelo y empezó a echar espuma por la boca.

Ver Capítulo

Marcos 9:20 - Nueva Version Internacional

Así que se lo llevaron. Tan pronto como vio a Jesús, el espíritu sacudió de tal modo al muchacho que éste cayó al suelo y comenzó a revolcarse echando espumarajos.

Ver Capítulo

Marcos 9:20 - Nueva Versión Internacional 1999

Así que se lo llevaron. Tan pronto como vio a Jesús, el espíritu sacudió de tal modo al muchacho que éste cayó al suelo y comenzó a revolcarse echando espumarajos.

Ver Capítulo

Marcos 9:20 - Dios habla hoy

Entonces llevaron al muchacho ante Jesús. Pero cuando el espíritu vio a Jesús, hizo que le diera un ataque al muchacho, el cual cayó al suelo revolcándose y echando espuma por la boca.

Ver Capítulo

Marcos 9:20 - Kadosh Israelita Mesiánica

Trajeron el niño a El, y tan pronto el ruaj le vio, tiró al niño en convulsiones.

Ver Capítulo

Marcos 9:20 - Nueva Traducción Viviente

Así que se lo llevaron. Pero, cuando el espíritu maligno vio a Jesús, le dio una violenta convulsión al muchacho, quien cayó al piso retorciéndose y echando espuma por la boca.

Ver Capítulo

Marcos 9:20 - La Biblia del Oso  RV1569

Y truxeronſelo: y como el lo vido, luego el eſpiritu lo començó à deſpedaçar: y cayendo en tierra rebolcauaſe echando eſpumarajos.

Ver Capítulo

Marcos 9:20 - Reina Valera Antigua 1602

Y se le trajeron: y como le vió, luego el espíritu le desgarraba; y cayendo en tierra, se revolcaba, echando espumarajos.

Ver Capítulo