x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Lucas 7:32 - Biblia de las Americas

Lucas 7:32

Son semejantes a los muchachos que se sientan en la plaza y se llaman unos a otros, y dicen: "Os tocamos la flauta, y no bailasteis; entonamos endechas, y no llorasteis."

Ver Capítulo

Lucas 7:32 - Reina Valera 1960

Semejantes son a los muchachos sentados en la plaza, que dan voces unos a otros y dicen: Os tocamos flauta, y no bailasteis; os endechamos, y no llorasteis.

Ver Capítulo

Lucas 7:32 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Lucas 7:32 - Nueva Version Internacional

Se parecen a niños sentados en la plaza que se gritan unos a otros: "'Tocamos la flauta, y ustedes no bailaron; entonamos un canto fúnebre, y ustedes no lloraron.'

Ver Capítulo

Lucas 7:32 - Nueva Versión Internacional 1999

Se parecen a niños sentados en la plaza que se gritan unos a otros: »“Tocamos la flauta, y ustedes no bailaron; entonamos un canto fúnebre, y ustedes no lloraron.”

Ver Capítulo

Lucas 7:32 - Dios habla hoy

Se parece a los niños que se sientan a jugar en la plaza y gritan a sus compañeros: 'Tocamos la flauta, pero ustedes no bailaron; cantamos canciones tristes, pero ustedes no lloraron. '

Ver Capítulo

Lucas 7:32 - Kadosh Israelita Mesiánica

Son semejantes a los muchachos que se sientan en la plaza de mercado y se gritan unos a otros: '¡Tocamos música alegre, y no quisieron bailar! ¡Tocamos música triste, y no quisieron llorar!'

Ver Capítulo

Lucas 7:32 - Nueva Traducción Viviente

Se parecen a los niños que juegan en la plaza. Se quejan ante sus amigos: “Tocamos canciones de bodas, y no bailaron; entonces tocamos canciones fúnebres, y no lloraron”.

Ver Capítulo

Lucas 7:32 - La Biblia del Oso  RV1569

Semejantes ſon à los mochachos ſentados en la plaça, y que dã bozes los vnos à los otros, y dizen, Tañimoſhos cõ flautas, y no baylaſtes: endechamoſhos, y no lloraſtes.

Ver Capítulo

Lucas 7:32 - Reina Valera Antigua 1602

Semejantes son á los muchachos sentados en la plaza, y que dan voces los unos á los otros, y dicen: Os tañimos con flautas, y no bailasteis: os endechamos, y no llorasteis.

Ver Capítulo