x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Lucas 4:42 - Biblia de las Americas

Lucas 4:42

Cuando se hizo de día, salió y se fue a un lugar solitario; y las multitudes le buscaban, y llegaron adonde El estaba y procuraron detenerle para que no se separara de ellos.

Ver Capítulo

Lucas 4:42 - Reina Valera 1960

Cuando ya era de día, salió y se fue a un lugar desierto; y la gente le buscaba, y llegando a donde estaba, le detenían para que no se fuera de ellos.

Ver Capítulo

Lucas 4:42 - Traducción en Lenguaje Actual

Al amanecer, Jesús salió de la ciudad y fue a un lugar solitario. Sin embargo, la gente lo buscaba y le pedía que no se fuera del pueblo.

Ver Capítulo

Lucas 4:42 - Nueva Version Internacional

Cuando amaneció, Jesús salió y se fue a un lugar solitario. La gente andaba buscándolo, y cuando llegaron a donde él estaba, procuraban detenerlo para que no se fuera.

Ver Capítulo

Lucas 4:42 - Nueva Versión Internacional 1999

Cuando amaneció, Jesús salió y se fue a un lugar solitario. La gente andaba buscándolo, y cuando llegaron adonde él estaba, procuraban detenerlo para que no se fuera.

Ver Capítulo

Lucas 4:42 - Dios habla hoy

Al amanecer, Jesús salió fuera de la ciudad, a un lugar solitario. Pero la gente lo buscó, y llegaron a donde él estaba. Querían detenerlo, para que no se fuera,

Ver Capítulo

Lucas 4:42 - Kadosh Israelita Mesiánica

Al hacerse de día salió y se marchó a un lugar solitario. La gente le buscaba, cuando llegaron a El, trataron de retenerle para que no se marchara.

Ver Capítulo

Lucas 4:42 - Nueva Traducción Viviente

Muy temprano a la mañana siguiente, Jesús salió a un lugar aislado. Las multitudes lo buscaron por todas partes y, cuando por fin lo encontraron, le suplicaron que no se fuera.

Ver Capítulo

Lucas 4:42 - La Biblia del Oso  RV1569

Y ſiendo ya de dia ſalió, y fueſe ál lugar deſierto: y las compañas lo buſcauan, y vinieron haſta el: y detenianlo que no ſe fueſe deellos.

Ver Capítulo

Lucas 4:42 - Reina Valera Antigua 1602

Y siendo ya de día salió, y se fué á un lugar desierto: y las gentes le buscaban, y vinieron hasta él; y le detenían para que no se apartase de ellos.

Ver Capítulo