x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Lucas 11:33 - Biblia de las Americas

Lucas 11:33

Nadie, cuando enciende una lámpara, la pone en un sótano ni debajo de un almud, sino sobre el candelero, para que los que entren vean la luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Reina Valera 1960

Nadie pone en oculto la luz encendida, ni debajo del almud, sino en el candelero, para que los que entran vean la luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Traducción en Lenguaje Actual

«Nadie enciende una lámpara para esconderla, o para ponerla debajo de un cajón. Todo lo contrario: se pone en un lugar alto, para que alumbre a todos los que entran en la casa.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Nueva Version Internacional

"Nadie enciende una lámpara para luego ponerla en un lugar escondido o cubrirla con un cajón, sino para ponerla en una repisa, a fin de que los que entren tengan luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Nueva Versión Internacional 1999

La lámpara del cuerpo 11:34-35-Mt 6:22-23 »Nadie enciende una lámpara para luego ponerla en un lugar escondido o cubrirla con un cajón, sino para ponerla en una repisa, a fin de que los que entren tengan luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Dios habla hoy

"Nadie enciende una lámpara y la pone en un lugar escondido, ni bajo un cajón, sino en alto, para que los que entran tengan luz. [12]

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Nadie, cuando enciende una lámpara, la esconde o la cubre con un tazón; más bien la pone sobre un candelero, para que los que entren, puedan ver la luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Nueva Traducción Viviente

»Nadie enciende una lámpara y luego la esconde o la pone debajo de una canasta.* En cambio, una lámpara se coloca en un lugar alto donde todos los que entren en la casa puedan ver su luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - La Biblia del Oso  RV1569

Nadie pone en oculto el candil encendido, ni debaxo del almud: ſino en el candelero, paraque loſque entran, vean la lumbre.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Reina Valera Antigua 1602

Nadie pone en oculto la antorcha encendida, ni debajo del almud, sino en el candelero, para que los que entran vean la luz.

Ver Capítulo