x

Biblia Online

Anuncios


Lamentaciones 4:3 - Biblia de las Americas

Lamentaciones 4:3

Aun los chacales dan las ubres, dan de mamar a sus crías; pero la hija de mi pueblo se ha vuelto cruel como los avestruces en el desierto.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:3 - Reina Valera 1960

Aun los chacales dan la teta, y amamantan a sus cachorros; La hija de mi pueblo es cruel como los avestruces en el desierto.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Bondadosas se muestran las lobas cuando alimentan a sus cachorros, pero las crueles madres israelitas abandonan a sus hijos.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:3 - Nueva Version Internacional

Guímel - Hasta los chacales ofrecen el pecho y dan leche a sus cachorros, pero Jerusalén[2] ya no tiene sentimientos; ¡es como los avestruces del desierto!

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:3 - Nueva Versión Internacional 1999

Guímel Hasta los chacales ofrecen el pecho y dan leche a sus cachorros, pero Jerusalén[q] ya no tiene sentimientos; ¡es como los avestruces del desierto!

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:3 - Dios habla hoy

Hasta las hembras de los chacales dan la teta y amamantan a sus cachorros, pero la capital de mi pueblo es cruel, cruel como un avestruz del desierto.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

ג Gimel Serpientes han desnudado sus pechos ° para alimentar a sus crías, ° pero las hijas de mi pueblo se han vuelto tan crueles como avestruces en el desierto.[52] °

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:3 - Nueva Traducción Viviente

Hasta los chacales amamantan a sus cachorros, pero mi pueblo Israel no lo hace; ignoran los llantos de sus hijos, como los avestruces del desierto.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:3 - La Biblia del Oso  RV1569

Gimel Aun las ſerpientes ſacan la teta, dan de mamar à ſus chiquitos: la hija de mi Pueblo cruel, como los abeſtruzes enel deſierto.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:3 - Reina Valera Antigua 1602

Aun los monstruos marinos sacan la teta, dan de mamar a sus chiquitos: La hija de mi pueblo es cruel, como los avestruces en el desierto.

Ver Capítulo