x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Lamentaciones 1:9 - Biblia de las Americas

Lamentaciones 1:9

Su inmundicia está en sus faldas; no consideró su futuro, y ha caído de manera sorprendente; no hay quien la consuele. Mira, oh SEÑOR, mi aflicción, porque se ha engrandecido el enemigo.

Ver Capítulo

Lamentaciones 1:9 - Reina Valera 1960

Su inmundicia está en sus faldas, y no se acordó de su fin; Por tanto, ella ha descendido sorprendentemente, y no tiene quien la consuele. Mira, oh Jehová, mi aflicción, porque el enemigo se ha engrandecido.

Ver Capítulo

Lamentaciones 1:9 - Traducción en Lenguaje Actual

¡Asombrosa ha sido tu caída! ¡No hay nadie que te consuele! Jamás pensaste en llegar a ser tan despreciada, y ahora exclamas: «Mis enemigos me vencieron. ¡Mira, Dios mío, mi aflicción!»

Ver Capítulo

Lamentaciones 1:9 - Nueva Version Internacional

Tet - Sus vestidos están llenos de inmundicia; no tomó en cuenta lo que le esperaba. Su caída fue sorprendente; no hubo nadie que la consolara. "¡Mira, Señor, mi aflicción! ¡El enemigo ha triunfado!"

Ver Capítulo

Lamentaciones 1:9 - Nueva Versión Internacional 1999

Tet Sus vestidos están llenos de inmundicia; no tomó en cuenta lo que le esperaba. Su caída fue sorprendente; no hubo nadie que la consolara. «¡Mira, Señor, mi aflicción! ¡El enemigo ha triunfado!»

Ver Capítulo

Lamentaciones 1:9 - Dios habla hoy

Tiene su ropa llena de inmundicia; no pensó en las consecuencias. Es increíble cómo ha caído; no hay quien la consuele. ¡Mira, Señor, mi humillación y la altivez del enemigo!

Ver Capítulo

Lamentaciones 1:9 - Kadosh Israelita Mesiánica

ט Tet Su inmundicia está delante de sus pies; ° ella no pensó cómo terminaría.[8] ° Ella ha bajado el tono de su jactancia, ° con nadie que la consuele. ° "¡Mira, O YAHWEH, mi aflicción,[9] porque el enemigo se ha magnificado!"[10]

Ver Capítulo

Lamentaciones 1:9 - Nueva Traducción Viviente

Se deshonró a sí misma con inmoralidad y no pensó en su futuro. Ahora yace en una zanja y no hay nadie que la saque. «SEÑOR, mira mi sufrimiento —gime—, el enemigo ha triunfado».

Ver Capítulo

Lamentaciones 1:9 - La Biblia del Oso  RV1569

Teth Sus immundicias truxo en ſus faldas, no ſe acordó de ſu poſtrimeria: portãto ella ha decẽdido marauilloſamente: no tiene conſolador. Mira ô Iehoua, mi afflicciõ, porque el enemigo ſe há engrãdecido.

Ver Capítulo

Lamentaciones 1:9 - Reina Valera Antigua 1602

Sus inmundicias en sus faldas; no se acordó de su postrimería: Por tanto ella ha descendido maravillosamente, no tiene consolador. Mira, oh Jehová, mi aflicción, porque el enemigo se ha engrandecido.

Ver Capítulo