Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Jueces 1:30 - Biblia de las Americas

Jueces 1:30

Zabulón no expulsó a los habitantes de Quitrón, ni a los habitantes de Naalal; de manera que los cananeos habitaron en medio de ellos y fueron sometidos a trabajos forzados.

Ver Capítulo

Jueces 1:30 - Reina Valera 1960

Tampoco Zabulón arrojó a los que habitaban en Quitrón, ni a los que habitaban en Naalal, sino que el cananeo habitó en medio de él, y le fue tributario.

Ver Capítulo

Jueces 1:30 - Traducción en Lenguaje Actual

Los de Zabulón tampoco pudieron echar a los cananeos que vivían en Quitrón y en Nahalal, así que estos siguieron allí, pero obligados a trabajar para los de Zabulón.

Ver Capítulo

Jueces 1:30 - Nueva Version Internacional

Los de la tribu de Zabulón, por su parte, tampoco pudieron expulsar a los cananeos que vivían en Quitrón y Nalol, y éstos siguieron viviendo entre ellos, aunque fueron sometidos a trabajos forzados.

Ver Capítulo

Jueces 1:30 - Dios habla hoy

Tampoco Zabulón expulsó a los que habitaban en Quitrón, ni a los que habitaban en Naalal, sino que el cananeo habitó en medio de él y le fue tributario. [32]

Ver Capítulo

Jueces 1:30 - Nueva Traducción Viviente

La tribu de Zabulón no logró expulsar a los habitantes de Quitrón y de Naalal, así que los cananeos siguieron viviendo en medio de los de Zabulón, pero los cananeos fueron obligados a trabajar como esclavos para ellos.

Ver Capítulo

Jueces 1:30 - Palabra de Dios para Todos

Los de la tribu de Zabulón tampoco pudieron expulsar de su tierra a los cananeos que habitaban en las ciudades de Quitrón y Nalol. Los cananeos siguieron viviendo allí, junto a la tribu de Zabulón, aunque los de Zabulón los sometieron a trabajos forzados.

Ver Capítulo

Jueces 1:30 - Biblia de Jerusalén 1998

Zabulón no expulsó a los habitantes de Catat, ni a los de Nahalal. Los cananeos se quedaron en medio de Zabulón, pero fueron sometidos a tributo.

Ver Capítulo

Jueces 1:30 - Kadosh Israelita Mesiánica

Zevulun no echó a los habitantes de Kriton o Nahalot; así que los Kenaani continuaron viviendo entre ellos pero fueron sujetos a trabajo forzoso.

Ver Capítulo