x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Juan 8:20 - Biblia de las Americas

Juan 8:20

Estas palabras las pronunció en el lugar del tesoro, cuando enseñaba en el templo; y nadie le prendió, porque todavía no había llegado su hora.

Ver Capítulo

Juan 8:20 - Reina Valera 1960

Estas palabras habló Jesús en el lugar de las ofrendas, enseñando en el templo; y nadie le prendió, porque aún no había llegado su hora.

Ver Capítulo

Juan 8:20 - Traducción en Lenguaje Actual

Jesús dijo todo esto mientras enseñaba en el templo, en el lugar donde se ponen las ofrendas. Pero nadie se lo llevó preso, porque aún no había llegado el momento de que todos supieran quién era él realmente.

Ver Capítulo

Juan 8:20 - Nueva Version Internacional

Estas palabras las dijo Jesús en el lugar donde se depositaban las ofrendas, mientras enseñaba en el templo. Pero nadie le echó mano porque aún no había llegado su tiempo.

Ver Capítulo

Juan 8:20 - Nueva Versión Internacional 1999

Estas palabras las dijo Jesús en el lugar donde se depositaban las ofrendas, mientras enseñaba en el templo. Pero nadie le echó mano porque aún no había llegado su tiempo.

Ver Capítulo

Juan 8:20 - Dios habla hoy

"A donde yo voy, ustedes no pueden ir" Jesús dijo estas cosas mientras enseñaba en el templo, en el lugar donde estaban los cofres de las ofrendas. Pero nadie lo arrestó, porque todavía no había llegado su hora.

Ver Capítulo

Juan 8:20 - Kadosh Israelita Mesiánica

El dijo estas cosas cuando estaba enseñando en la cámara del tesoro del Templo; a pesar de eso, nadie lo arrestó, porque su momento no había llegado.

Ver Capítulo

Juan 8:20 - Nueva Traducción Viviente

Jesús dijo todo esto mientras enseñaba en la parte del templo conocida como la tesorería. Pero no lo arrestaron, porque aún no había llegado su momento.*

Ver Capítulo

Juan 8:20 - La Biblia del Oso  RV1569

Eſtas palabras habló Ieſus enel lugar de las lymoſnas enſeñando enel Templo: y nadie lo prendió, porq̃ aun no auia venido ſu hora.

Ver Capítulo

Juan 8:20 - Reina Valera Antigua 1602

Estas palabras habló Jesús en el lugar de las limosnas, enseñando en el templo: y nadie le prendió; porque aun no había venido su hora.

Ver Capítulo