x

Biblia Online

Anuncios


Juan 14:17 - Biblia de las Americas

Juan 14:17

es decir, el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque ni le ve ni le conoce, pero vosotros sí le conocéis porque mora con vosotros y estará en vosotros.

Ver Capítulo

Juan 14:17 - Reina Valera 1960

el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

Ver Capítulo

Juan 14:17 - Traducción en Lenguaje Actual

Él les enseñará lo que es la verdad. »Los que no creen en Dios y sólo se preocupan por lo que pasa en este mundo, no pueden recibir al Espíritu, porque no lo ven ni lo conocen. Pero ustedes sí lo conocen, porque está con ustedes, y siempre estará en medio de ustedes.

Ver Capítulo

Juan 14:17 - Nueva Version Internacional

el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará* en ustedes.

Ver Capítulo

Juan 14:17 - Nueva Versión Internacional 1999

el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará[i] en ustedes.

Ver Capítulo

Juan 14:17 - Dios habla hoy

(TEXT OMITTED)

Ver Capítulo

Juan 14:17 - Kadosh Israelita Mesiánica

El mundo no le puede recibir, porque no le ve, ni le conoce. Ustedes le conocen, porque El está morando en ustedes y estará unido con ustedes.

Ver Capítulo

Juan 14:17 - Nueva Traducción Viviente

Me refiero al Espíritu Santo, quien guía a toda la verdad. El mundo no puede recibirlo porque no lo busca ni lo reconoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque ahora él vive con ustedes y después estará en ustedes.*

Ver Capítulo

Juan 14:17 - La Biblia del Oso  RV1569

Al Eſpiritu de Verdad, àlqual el mũdo no puede recebir, porque no lo vee, ni lo conoce: mas voſotros lo conoceys, porque eſtará con voſotros, y ſerá en voſotros.

Ver Capítulo

Juan 14:17 - Reina Valera Antigua 1602

Al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce: mas vosotros le conocéis; porque está con vosotros, y será en vosotros.

Ver Capítulo