x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Juan 11:44 - Biblia de las Americas

Juan 11:44

Y el que había muerto salió, los pies y las manos atados con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo*: Desatadlo, y dejadlo ir.

Ver Capítulo

Juan 11:44 - Reina Valera 1960

Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir.

Ver Capítulo

Juan 11:44 - Traducción en Lenguaje Actual

Lázaro salió de la cueva, totalmente envuelto en las vendas de lino con que lo habían sepultado. Su cara estaba envuelta con un pañuelo. Por eso Jesús le dijo a los que estaban allí: «Quítenle todas las vendas, y déjenlo libre.»

Ver Capítulo

Juan 11:44 - Nueva Version Internacional

El muerto salió, con vendas en las manos y en los pies, y el rostro cubierto con un sudario. --Quítenle las vendas y dejen que se vaya --les dijo Jesús.

Ver Capítulo

Juan 11:44 - Nueva Versión Internacional 1999

El muerto salió, con vendas en las manos y en los pies, y el rostro cubierto con un sudario. -Quítenle las vendas y dejen que se vaya -les dijo Jesús.

Ver Capítulo

Juan 11:44 - Dios habla hoy

y el que había estado muerto salió, con las manos y los pies atados con vendas y la cara envuelta en un lienzo. Jesús les dijo: –Desátenlo y déjenlo ir.

Ver Capítulo

Juan 11:44 - Kadosh Israelita Mesiánica

El hombre que había estado muerto salió, sus manos y pies envueltos en tiras de lino y su rostro cubierto con una tela. Yahshúa les dijo: "¡Desátenlo y déjenlo ir!"

Ver Capítulo

Juan 11:44 - Nueva Traducción Viviente

Y el muerto salió de la tumba con las manos y los pies envueltos con vendas de entierro y la cabeza enrollada en un lienzo. Jesús les dijo: «¡Quítenle las vendas y déjenlo ir!».

Ver Capítulo

Juan 11:44 - La Biblia del Oso  RV1569

Entonces el que auia ſido muerto, ſalió, atadas las manos y los pies con vẽdas: y ſu roſtro eſtaua embuelto en vn ſudario. Dizeles Ieſus, Deſataldo, y dexaldo yr.

Ver Capítulo

Juan 11:44 - Reina Valera Antigua 1602

Y el que había estado muerto, salió, atadas las manos y los pies con vendas; y su rostro estaba envuelto en un sudario. Díceles Jesús: Desatadle, y dejadle ir.

Ver Capítulo