x

Biblia Online

Anuncios



Jeremías 49:18 - Biblia de las Americas

Jeremías 49:18

Como en la destrucción de Sodoma y Gomorra y de sus ciudades vecinas--dice el SEÑOR-- nadie habitará allí, ni residirá en él hijo de hombre.

Ver Capítulo

Jeremías 49:18 - Biblia Reina Valera 1960

Como sucedió en la destrucción de Sodoma y de Gomorra y de sus ciudades vecinas, dice Jehová, así no morará allí nadie, ni la habitará hijo de hombre.

Ver Capítulo

Jeremías 49:18 - Biblia Traducción en Lenguaje Actual

Quedarás como Sodoma y Gomorra, ¡y nadie volverá a vivir en ti!

Ver Capítulo

Jeremías 49:18 - Biblia Nueva Version Internacional

Será como en la destrucción de Sodoma y Gomorra y de sus ciudades vecinas; nadie volverá a vivir allí, ni la habitará ningún *ser humano afirma el Señor.

Ver Capítulo

Jeremías 49:18 - Biblia Nueva Versión Internacional 1999

Será como en la destrucción de Sodoma y Gomorra y de sus ciudades vecinas; nadie volverá a vivir allí, ni la habitará ningún ser humano -afirma el Señor-.

Ver Capítulo

Jeremías 49:18 - Biblia Dios habla hoy

pues quedará como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, cuando fueron destruidas. Nadie volverá a vivir allí, ni siquiera de paso. Yo, el Señor, lo digo.

Ver Capítulo

Jeremías 49:18 - Biblia Kadosh Israelita Mesiánica

Será como la caída de Sedom, Amora y los pueblos vecinos,' dice YAHWEH. ° 'Ya nunca más nadie se asentará allí, ningún hombre habitará allí otra vez. °

Ver Capítulo

Jeremías 49:18 - Biblia Nueva Traducción Viviente

Será como la destrucción de Sodoma, Gomorra y sus ciudades vecinas —dice el SEÑOR—. Nadie vivirá allí; nadie la habitará.

Ver Capítulo

Jeremías 49:18 - La Biblia del Oso  RV 1569

Como en el traſtornamiento de Sodoma y de Gomorrha y de ſus ciudades vezinas, ſera , dixo Iehoua: no moraiá alli nadie, ni la habitará hijo de hombre.

Ver Capítulo

Jeremías 49:18 - Biblia Reina Valera Antigua 1602 (Biblia del Cántaro)

Como el trastornamiento de Sodoma y de Gomorra, y de sus ciudades vecinas, dice Jehová, no morará allí nadie, ni la habitará hijo de hombre.

Ver Capítulo