x

Biblia Online

Anuncios


Jeremías 46:16 - Biblia de las Americas

Jeremías 46:16

Han tropezado muchas veces; en verdad, han caído uno sobre otro. Entonces dijeron: "Levántate y volvamos a nuestro pueblo y a nuestra tierra natal, ante la espada opresora."

Ver Capítulo

Jeremías 46:16 - Reina Valera 1960

Multiplicó los caídos, y cada uno cayó sobre su compañero; y dijeron: Levántate y volvámonos a nuestro pueblo, y a la tierra de nuestro nacimiento, huyamos ante la espada vencedora.

Ver Capítulo

Jeremías 46:16 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Jeremías 46:16 - Nueva Version Internacional

Tropiezan una y otra vez, se caen uno sobre otro. Se dicen: ¡Levántate, volvamos a nuestra gente, a la tierra donde nacimos, lejos de la espada del opresor!

Ver Capítulo

Jeremías 46:16 - Nueva Versión Internacional 1999

Tropiezan una y otra vez, se caen uno sobre otro. Se dicen: “¡Levántate, volvamos a nuestra gente, a la tierra donde nacimos, lejos de la espada del opresor!”

Ver Capítulo

Jeremías 46:16 - Dios habla hoy

Tus soldados tropiezan y caen, y unos a otros se dicen: '¡Vámonos de aquí, volvamos a nuestra patria, al país donde nacimos! ¡Huyamos de la violencia de la guerra!'

Ver Capítulo

Jeremías 46:16 - Kadosh Israelita Mesiánica

y tu multitud ha desmayado y caído.'" ° Entonces dijeron: "Vamos a levantarnos, regresemos a nuestro pueblo, a la tierra donde nacimos, lejos de la espada que destruye."

Ver Capítulo

Jeremías 46:16 - Nueva Traducción Viviente

Tropiezan y caen unos sobre otros y se dicen entre sí: “Vamos, volvamos a nuestra gente, a la tierra donde nacimos. ¡Huyamos de la espada del enemigo!”.

Ver Capítulo

Jeremías 46:16 - La Biblia del Oso  RV1569

Multiplico los caydos: cada vno tãbien cayó ſobre ſu compañero, y dixeron, Leuantate y boluamoſnos à nueſtro pueblo, y à la tierra de nueſtro natural de delante del cuchillo vencedor.

Ver Capítulo

Jeremías 46:16 - Reina Valera Antigua 1602

Multiplicó los caídos, y cada uno cayó sobre su compañero, y dijeron: Levántate y volvámonos á nuestro pueblo, y á la tierra de nuestro nacimiento, de delante de la espada vencedora.

Ver Capítulo