Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Jeremías 4:4 - Biblia de las Americas

Jeremías 4:4

Circuncidaos para el SEÑOR, y quitad los prepucios de vuestros corazones, hombres de Judá y habitantes de Jerusalén, no sea que mi furor salga como fuego y arda y no haya quien lo apague, a causa de la maldad de vuestras obras.

Ver Capítulo

Jeremías 4:4 - Reina Valera 1960

Circuncidaos a Jehová, y quitad el prepucio de vuestro corazón, varones de Judá y moradores de Jerusalén; no sea que mi ira salga como fuego, y se encienda y no haya quien la apague, por la maldad de vuestras obras.

Ver Capítulo

Jeremías 4:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Jeremías 4:4 - Nueva Version Internacional

Habitantes de Judá y de Jerusalén, marquen su *corazón con la señal del *pacto: circuncídense para honrar al Señor, no sea que por la maldad de sus obras mi furor se encienda como el fuego y arda sin que nadie pueda apagarlo.

Ver Capítulo

Jeremías 4:4 - Dios habla hoy

Gente de Judá y de Jerusalén, circuncídense y reconózcanme como Señor, pongan en su corazón la marca de la alianza;[1] no sea que, por sus malas acciones, mi enojo se encienda como un fuego y arda sin que nadie pueda apagarlo.

Ver Capítulo

Jeremías 4:4 - Nueva Traducción Viviente

Oh, habitantes de Judá y de Jerusalén renuncien a su orgullo y a su poder. Cambien la actitud del corazón ante el SEÑOR,* o mi enojo arderá como fuego insaciable debido a todos sus pecados.

Ver Capítulo

Jeremías 4:4 - Palabra de Dios para Todos

Gente de Judá y de Jerusalén, circunciden* sus corazones en honor al Señor, que no quede nada de lo que eran antes.a No sea que por toda su maldad mi ira se derrame sobre ustedes como fuego y arda mi furia sin que nadie pueda calmarla.

Ver Capítulo

Jeremías 4:4 - Biblia de Jerusalén 1998

Circuncidaos para Yahvé, extirpad los prepucios de vuestros corazones, hombres de Judá y habitantes de Jerusalén; no sea que brote como fuego mi saña, y arda, y no haya quien la apague en vista de vuestras obras perversas.

Ver Capítulo

Jeremías 4:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡Hombres de Yahudáh y habitantes de Yerushalayim, circuncídense para YAHWEH, ° remuevan los prepucios de su corazón! De otra forma mi furia azotará como el fuego, quemando tan caliente que nadie la puede apagar, porque sus obras son tan malvadas.

Ver Capítulo