x

Biblia Online

Anuncios



Jeremías 4:3 - Biblia de las Americas

Jeremías 4:3

Porque así dice el SEÑOR a los hombres de Judá y de Jerusalén: Romped el barbecho, y no sembréis entre espinos.

Ver Capítulo

Jeremías 4:3 - Biblia Reina Valera 1960

Porque así dice Jehová a todo varón de Judá y de Jerusalén: Arad campo para vosotros, y no sembréis entre espinos.

Ver Capítulo

Jeremías 4:3 - Biblia Traducción en Lenguaje Actual

Dios les dijo a los habitantes de Judá y de Jerusalén: «Preparen su corazón para recibir mi mensaje. Cumplan el pacto que hice con ustedes, pero cúmplanlo en verdad. Mi mensaje es como una semilla; ¡no la siembren entre espinos! Si siguen haciendo lo malo, mi enojo se encenderá como un fuego y nadie podrá apagarlo.

Ver Capítulo

Jeremías 4:3 - Biblia Nueva Version Internacional

Así dice el Señor a los habitantes de Judá y de Jerusalén: 'Abran surcos en terrenos no labrados, y no siembren entre espinos.

Ver Capítulo

Jeremías 4:3 - Biblia Nueva Versión Internacional 1999

Así dice el Señor a los habitantes de Judá y de Jerusalén: «Abran surcos en terrenos no labrados, y no siembren entre espinos.

Ver Capítulo

Jeremías 4:3 - Biblia Dios habla hoy

El Señor dice a la gente de Judá y Jerusalén: 'Cultiven terrenos no cultivados; y a no siembren entre los espinos.

Ver Capítulo

Jeremías 4:3 - Biblia Kadosh Israelita Mesiánica

Porque aquí está lo que YAHWEH dice ° al pueblo de Yahudáh y Yerushalayim: 'Rompan la tierra que no ha sido arada, y no siembren entre los espinos.'[20]

Ver Capítulo

Jeremías 4:3 - Biblia Nueva Traducción Viviente

Esto dice el SEÑOR a la gente de Judá y de Jerusalén: «¡Pasen el arado por el terreno endurecido de sus corazones! No desperdicien la buena semilla entre los espinos.

Ver Capítulo

Jeremías 4:3 - La Biblia del Oso  RV 1569

Porque anſi dixo Iehoua à todo varon de Iuda y de Ieruſalem: Baruechad baruecho para voſotros, y no ſembreys ſobre eſpinas.

Ver Capítulo

Jeremías 4:3 - Biblia Reina Valera Antigua 1602 (Biblia del Cántaro)

Porque así dice Jehová á todo varón de Judá y de Jerusalem: Haced barbecho para vosotros, y no sembréis sobre espinas.

Ver Capítulo