x

Biblia Online

Anuncios


Jeremías 33:22 - Biblia de las Americas

Jeremías 33:22

'Como no se puede contar el ejército del cielo, ni se puede medir la arena del mar, así multiplicaré la descendencia de mi siervo David y de los levitas que me sirven.'

Ver Capítulo

Jeremías 33:22 - Reina Valera 1960

Como no puede ser contado el ejército del cielo, ni la arena del mar se puede medir, así multiplicaré la descendencia de David mi siervo, y los levitas que me sirven.

Ver Capítulo

Jeremías 33:22 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Jeremías 33:22 - Nueva Version Internacional

Yo multiplicaré la descendencia de mi siervo David, y la de los levitas, mis ministros, como las incontables estrellas del cielo y los granos de arena del mar. '

Ver Capítulo

Jeremías 33:22 - Nueva Versión Internacional 1999

Yo multiplicaré la descendencia de mi siervo David, y la de los levitas, mis ministros, como las incontables estrellas del cielo y los granos de arena del mar.”»

Ver Capítulo

Jeremías 33:22 - Dios habla hoy

y a los descendientes de mi siervo David, y a mis ministros, los descendientes de Leví, los haré tan numerosos como las estrellas del cielo y los granos de arena del mar, que nadie puede contar.'

Ver Capítulo

Jeremías 33:22 - Kadosh Israelita Mesiánica

Al grado que los ejércitos de los cielos no se pueden contar ° y la arena en el mar no se puede medir, ° Yo multiplicaré la zera de mi siervo David y los Leviim que ministran para mí.'[165]

Ver Capítulo

Jeremías 33:22 - Nueva Traducción Viviente

Y así como no se pueden contar las estrellas de los cielos ni se puede medir la arena a la orilla del mar, así multiplicaré los descendientes de mi siervo David y de los levitas que ministran ante mí».

Ver Capítulo

Jeremías 33:22 - La Biblia del Oso  RV1569

Como no puede ſer cõtado el exercito del cielo, ni la arena de la mar ſe puede medir, anſi multiplicaré la ſimiente de Dauid mi ſieruo, y los Leuitas que miniſtran à mi.

Ver Capítulo

Jeremías 33:22 - Reina Valera Antigua 1602 (Biblia del Cántaro)

Como no puede ser contado el ejército del cielo, ni la arena de la mar se puede medir, así multiplicaré la simiente de David mi siervo, y los Levitas que á mí ministran.

Ver Capítulo