Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Jeremías 3:25 - Biblia de las Americas

Jeremías 3:25

Acostémonos en nuestra vergüenza, y que nos cubra nuestra humillación; porque hemos pecado contra el SEÑOR nuestro Dios, nosotros y nuestros padres desde nuestra juventud hasta hoy, y no hemos obedecido la voz del SEÑOR nuestro Dios.

Ver Capítulo

Jeremías 3:25 - Reina Valera 1960

Yacemos en nuestra confusión, y nuestra afrenta nos cubre; porque pecamos contra Jehová nuestro Dios, nosotros y nuestros padres, desde nuestra juventud y hasta este día, y no hemos escuchado la voz de Jehová nuestro Dios.

Ver Capítulo

Jeremías 3:25 - Traducción en Lenguaje Actual

Nosotros y nuestros antepasados hemos pecado contra ti. Desde que éramos jóvenes, y hasta el día de hoy, jamás te hemos obedecido. Por eso, debemos avergonzarnos y humillarnos por completo».

Ver Capítulo

Jeremías 3:25 - Nueva Version Internacional

¡Acostémonos en nuestra vergüenza, y que nos cubra nuestra desgracia! ¡Nosotros y nuestros antepasados hemos pecado contra el Señor nuestro Dios! Desde nuestra juventud y hasta el día de hoy, no hemos obedecido al Señor nuestro Dios."

Ver Capítulo

Jeremías 3:25 - Dios habla hoy

Humillémonos, pues, avergonzados, cubiertos de deshonra, pues desde niños y hasta ahora, nosotros y nuestros antepasados hemos pecado contra el Señor nuestro Dios y no le hemos obedecido."

Ver Capítulo

Jeremías 3:25 - Nueva Traducción Viviente

Echémonos al suelo llenos de vergüenza y cubiertos de deshonra, porque tanto nosotros como nuestros antepasados hemos pecado contra el SEÑOR nuestro Dios. Desde la niñez hasta el día de hoy nunca lo hemos obedecido».

Ver Capítulo

Jeremías 3:25 - Palabra de Dios para Todos

Que nuestra vergüenza nos haga humillarnos cubiertos por nuestra desgracia por haber pecado contra el Señor nuestro Dios, nosotros y nuestros antepasados, desde nuestra juventud hasta el día de hoy no hemos obedecido la voz del Señor nuestro Dios».

Ver Capítulo

Jeremías 3:25 - Biblia de Jerusalén 1998

Echémonos en nuestra vergüenza, y que nuestra confusión nos cubra, ya que contra Yahvé nuestro Dios hemos pecado, nosotros como nuestros padres, desde nuestra mocedad hasta hoy, y no escuchamos la voz de Yahvé nuestro Dios.

Ver Capítulo

Jeremías 3:25 - Kadosh Israelita Mesiánica

Hemos estado tendidos en nuestra vergüenza, ° y nuestra desgracia nos ha cubierto, porque nosotros y nuestros padres hemos pecado contra nuestro Elohim, desde nuestra juventud hasta hoy; no hemos prestado atención a la voz de YAHWEH nuestro Elohim."

Ver Capítulo