Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 6:5 - Biblia de las Americas

Isaías 6:5

Entonces dije: ¡Ay de mí! Porque perdido estoy, pues soy hombre de labios inmundos y en medio de un pueblo de labios inmundos habito, porque han visto mis ojos al Rey, el SEÑOR de los ejércitos.

Ver Capítulo

Isaías 6:5 - Reina Valera 1960

Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

Ver Capítulo

Isaías 6:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Entonces exclamé: «¡Ahora sí voy a morir! Porque yo, que soy un hombre pecador y vivo en medio de un pueblo pecador, he visto al rey del universo, al Dios todopoderoso».

Ver Capítulo

Isaías 6:5 - Nueva Version Internacional

Entonces grité: "¡Ay de mí, que estoy perdido! Soy un hombre de labios *impuros y vivo en medio de un pueblo de labios blasfemos, ¡y no obstante mis ojos han visto al Rey, al Señor Todopoderoso!"

Ver Capítulo

Isaías 6:5 - Dios habla hoy

y pensé: "¡Ay de mí, voy a morir! He visto con mis ojos al Rey, al Señor todopoderoso; yo, que soy un hombre de labios impuros y vivo en medio de un pueblo de labios impuros."

Ver Capítulo

Isaías 6:5 - Nueva Traducción Viviente

Entonces dije: «¡Todo se ha acabado para mí! Estoy condenado, porque soy un pecador. Tengo labios impuros, y vivo en medio de un pueblo de labios impuros; sin embargo, he visto al Rey, el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales».

Ver Capítulo

Isaías 6:5 - Palabra de Dios para Todos

Entonces yo exclamé: «¡Pobre de mí! Ya me doy por muerto porque mis labios son impuros, vivo en medio de un pueblo de labios impuros y, sin embargo, he visto al Rey, al Señor Todopoderoso».

Ver Capítulo

Isaías 6:5 - Biblia de Jerusalén 1998

Y dije: "¡Ay de mí, que estoy perdido, pues soy un hombre de labios impuros, y entre un pueblo de labios impuros habito: que al rey Yahvé Sebaot han visto mis ojos!"

Ver Capítulo

Isaías 6:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces dije: "¡Ay de mí! ¡Porque estoy punzado en el corazón! – por ser un hombre y con labios inmundos, ° habitando en medio de un pueblo con labios inmundos, he visto con mis propios ojos ° al Rey, YAHWEH-Tzevaot!"[27]

Ver Capítulo