Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 47:8 - Biblia de las Americas

Isaías 47:8

Ahora pues, oye esto, voluptuosa, tú que moras confiadamente, que dices en tu corazón: "Yo, y nadie más. No me quedaré viuda, ni sabré de pérdida de hijos."

Ver Capítulo

Isaías 47:8 - Reina Valera 1960

Oye, pues, ahora esto, mujer voluptuosa, tú que estás sentada confiadamente, tú que dices en tu corazón: Yo soy, y fuera de mí no hay más; no quedaré viuda, ni conoceré orfandad.

Ver Capítulo

Isaías 47:8 - Traducción en Lenguaje Actual

»Por eso, ciudad de Babilonia, escucha bien: tú eres como una mujer que ama el lujo y se sienta tranquila en su trono; piensas que nadie es mejor que tú, y crees que nunca serás viuda ni te quedarás sin hijos.

Ver Capítulo

Isaías 47:8 - Nueva Version Internacional

"Ahora escucha esto, voluptuosa; tú, que moras confiada y te dices a ti misma: Yo soy, y no hay otra fuera de mí. Nunca enviudaré ni me quedaré sin hijos.

Ver Capítulo

Isaías 47:8 - Dios habla hoy

Por eso, escucha ahora esto, mujer amante del lujo, que estás tranquila en tu trono, que piensas en tu interior: 'Yo y nadie más que y o; yo no seré viuda ni me quedaré sin hijos. '

Ver Capítulo

Isaías 47:8 - Nueva Traducción Viviente

»Escucha esto, nación amante de los placeres, que vives cómodamente y te sientes segura. Tú dices: “Yo soy la única, y no hay otra. Nunca seré viuda ni perderé a mis hijos”.

Ver Capítulo

Isaías 47:8 - Palabra de Dios para Todos

Ahora escucha, mujer amante del placer, que se sienta toda tranquila, diciéndose a sí misma: “Yo soy única, no existe otra además de mí, no enviudaré ni perderé mis hijos”.

Ver Capítulo

Isaías 47:8 - Biblia de Jerusalén 1998

Pero ahora, voluptuosa, escucha esto, tú que te sientas en seguro y te dices en tu corazón: "¡Yo, y nadie más! No seré viuda, ni sabré lo que es carecer de hijos."

Ver Capítulo

Isaías 47:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ahora oye estas palabras, amadora de los lujos, reclinada indolentemente y diciéndote a ti misma: '¡Yo soy importante, y nadie más! Yo nunca seré viuda ni conoceré la pérdida de hijos.'

Ver Capítulo