Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 37:29 - Biblia de las Americas

Isaías 37:29

'A causa de tu furor contra mí, y porque tu arrogancia ha subido hasta mis oídos, pondré, pues, mi garfio en tu nariz y mi freno en tu boca, y te haré volver por el camino por donde viniste.

Ver Capítulo

Isaías 37:29 - Reina Valera 1960

Porque contra mí te airaste, y tu arrogancia ha subido a mis oídos; pondré, pues, mi garfio en tu nariz, y mi freno en tus labios, y te haré volver por el camino por donde viniste.

Ver Capítulo

Isaías 37:29 - Traducción en Lenguaje Actual

¡Te enfureciste y te llenaste de orgullo! Pero voy a ponerte un gancho en la nariz, como se les pone a los bueyes, y un freno en la boca, como se les pone a los caballos; ¡voy a hacerte regresar por el camino por donde viniste!”»

Ver Capítulo

Isaías 37:29 - Nueva Version Internacional

Porque has rugido contra mí y tu insolencia ha llegado a mis oídos, te pondré una argolla en la nariz y un freno en la boca, y por el mismo camino por donde viniste te haré regresar.

Ver Capítulo

Isaías 37:29 - Dios habla hoy

y como conozco tu furia y tu arrogancia, voy a ponerte una argolla en la nariz, un freno en la boca, y te haré volver por el camino por donde viniste."

Ver Capítulo

Isaías 37:29 - Nueva Traducción Viviente

Por esa furia en mi contra y por tu arrogancia, que yo mismo oí, te pondré mi gancho en la nariz y mi freno en la boca. Te haré regresar por el mismo camino por donde viniste”».

Ver Capítulo

Isaías 37:29 - Palabra de Dios para Todos

Debido a lo furioso que estás contra mí y a que he escuchado tus palabras arrogantes, voy a ponerte una argolla en la nariz, un freno en la boca, y haré que regreses por el mismo camino por donde viniste.

Ver Capítulo

Isaías 37:29 - Biblia de Jerusalén 1998

Pues que te alzas airado contra mí y tu arrogancia ha subido a mis oídos, voy a poner mi anillo en tus narices, mi brida en tu boca, y voy a devolverte por la ruta por la que has venido.

Ver Capítulo

Isaías 37:29 - Kadosh Israelita Mesiánica

Y por tu furia contra mí, porque tu orgullo ha subido a mis oídos, estoy poniendo mi garfio en tu nariz y mi freno en tus labios; y te haré regresar por el camino por donde viniste.

Ver Capítulo