x

Biblia Online

Anuncios






Isaías 30:20 - Biblia de las Americas

Isaías 30:20

Aunque el Señor os ha dado pan de escasez y agua de opresión, tu Maestro no se esconderá más, sino que tus ojos contemplarán a tu Maestro.

Ver Capítulo

Isaías 30:20 - Biblia Reina Valera 1960

Bien que os dará el Señor pan de congoja y agua de angustia, con todo, tus maestros nunca más te serán quitados, sino que tus ojos verán a tus maestros.

Ver Capítulo

Isaías 30:20 - Biblia Traducción en Lenguaje Actual

Y si acaso les envía algún sufrimiento, ya no se quedará escondido. Dios es su maestro, y ustedes lo verán con sus propios ojos.

Ver Capítulo

Isaías 30:20 - Biblia Nueva Version Internacional

Aunque el Señor te dé pan de adversidad y agua de aflicción, tu maestro no se esconderá más; con tus propios ojos lo verás.

Ver Capítulo

Isaías 30:20 - Biblia Nueva Versión Internacional 1999

Aunque el Señor te dé pan de adversidad y agua de aflicción, tu maestro no se esconderá más; con tus propios ojos lo verás.

Ver Capítulo

Isaías 30:20 - Biblia Dios habla hoy

y aunque el Señor te dé el pan del sufrimiento y el agua de la aflicción, él, que es tu maestro, no se esconderá más; con tus propios ojos lo verás.

Ver Capítulo

Isaías 30:20 - Biblia Kadosh Israelita Mesiánica

Aunque YAHWEH te de pan de aflicción y escasa agua, ° aún aquellos que te causan errar ya no se acercarán a ti; ° sino que con tus propios ojos verás a los que te causan errar. °

Ver Capítulo

Isaías 30:20 - Biblia Nueva Traducción Viviente

Aunque el Señor te dio a comer adversidad y a beber sufrimiento, él seguirá contigo a fin de enseñarte; verás a tu maestro con tus propios ojos.

Ver Capítulo

Isaías 30:20 - La Biblia del Oso  RV 1569

Mas daros há el Señor pan de cõgoxa, y agua de anguſtia: tu lluuia nuncamas te ſerá quitada, mas tus ojos verán tu lluuia.

Ver Capítulo

Isaías 30:20 - Biblia Reina Valera Antigua 1602 (Biblia del Cántaro)

Bien que os dará el Señor pan de congoja y agua de angustia, con todo, tus enseñadores nunca más te serán quitados, sino que tus ojos verán tus enseñadores.

Ver Capítulo

¿Te ha sido útil este artículo?