x

Biblia Online

Anuncios


Isaías 25:2 - Biblia de las Americas

Isaías 25:2

Porque has convertido la ciudad en un montón de escombros, la ciudad fortificada, en una ruina; el palacio de extranjeros ya no es ciudad, nunca será reedificado.

Ver Capítulo

Isaías 25:2 - Reina Valera 1960

Porque convertiste la ciudad en montón, la ciudad fortificada en ruina; el alcázar de los extraños para que no sea ciudad, ni nunca jamás sea reedificado.

Ver Capítulo

Isaías 25:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Has destruido las fortalezas de nuestros enemigos, has dejado las ciudades hechas un montón de ruinas. ¡Nunca más serán reconstruidas!

Ver Capítulo

Isaías 25:2 - Nueva Version Internacional

Has convertido la ciudad en un montón de escombros, la ciudad fortificada en una ruina. Ya no es ciudad la ciudadela de extranjeros; nunca más volverá a ser reconstruida.

Ver Capítulo

Isaías 25:2 - Nueva Versión Internacional 1999

Has convertido la ciudad en un montón de escombros, la ciudad fortificada en una ruina. Ya no es ciudad la ciudadela de extranjeros; nunca más volverá a ser reconstruida.

Ver Capítulo

Isaías 25:2 - Dios habla hoy

Has convertido las ciudades en montones de piedras, las ciudades fortificadas en ruinas; destruiste los palacios de los enemigos, y no serán reconstruidos jamás.

Ver Capítulo

Isaías 25:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

Porque hiciste de la ciudad un montón de piedras, convertiste una ciudad fortificada en escombros, hiciste de la fortaleza de extranjeros ° una ciudad que nunca será reedificada. °

Ver Capítulo

Isaías 25:2 - Nueva Traducción Viviente

Tú conviertes ciudades poderosas en montones de ruinas; ciudades con murallas fuertes se convierten en escombros. Hermosos palacios en tierras lejanas desaparecen y jamás serán reconstruidos.

Ver Capítulo

Isaías 25:2 - La Biblia del Oso  RV1569

Que tornaſte la ciudad en monto, la ciudad fuerte en ruyna: el alcaçar de los eſtraños que no ſea ciudad, ni nunca para ſiempre ſea reedificada.

Ver Capítulo

Isaías 25:2 - Reina Valera Antigua 1602

Que tornaste la ciudad en montón, la ciudad fuerte en ruina: el alcázar de los extraños que no sea ciudad, ni nunca jamás sea reedeficada.

Ver Capítulo