x

Biblia Online

Anuncios



Isaías 1:6 - Biblia de las Americas

Isaías 1:6

De la planta del pie a la cabeza no hay en él nada sano, sino golpes, verdugones y heridas recientes; no han sido curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite.

Ver Capítulo

Isaías 1:6 - Biblia Reina Valera 1960

Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa sana, sino herida, hinchazón y podrida llaga; no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite.

Ver Capítulo

Isaías 1:6 - Biblia Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Isaías 1:6 - Biblia Nueva Version Internacional

Desde la planta del pie hasta la coronilla no les queda nada sano: todo en ellos es heridas, moretones, y llagas abiertas, que no les han sido curadas ni vendadas, ni aliviadas con aceite.

Ver Capítulo

Isaías 1:6 - Biblia Nueva Versión Internacional 1999

Desde la planta del pie hasta la coronilla no les queda nada sano: todo en ellos es heridas, moretones, y llagas abiertas, que no les han sido curadas ni vendadas, ni aliviadas con aceite.

Ver Capítulo

Isaías 1:6 - Biblia Dios habla hoy

De la punta del pie a la cabeza no hay nada sano en ustedes; todo es heridas, golpes, llagas abiertas; nadie se las ha curado ni vendado, ni les ha calmado los dolores con aceite.

Ver Capítulo

Isaías 1:6 - Biblia Kadosh Israelita Mesiánica

Desde la planta del pie hasta la cabeza ° no hay nada saludable, ° ni heridas, ni magulladuras y llagas podridas son sanadas, ° no es posible aplicar emplaste, ° ni suavizarlas con aceite ni vendarlas. °

Ver Capítulo

Isaías 1:6 - Biblia Nueva Traducción Viviente

Desde los pies hasta la cabeza, están llenos de golpes, cubiertos de moretones, contusiones y heridas infectadas, sin vendajes ni ungüentos que los alivien.

Ver Capítulo

Isaías 1:6 - La Biblia del Oso  RV 1569

Deſde la planta del pie haſta la cabeça no ay enel coſa entera. Herida, hinchazõ, y llaga podrida. No ſon curadas, ni vendadas, ni ablandadas con azeyte.

Ver Capítulo

Isaías 1:6 - Biblia Reina Valera Antigua 1602 (Biblia del Cántaro)

Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa ilesa, sino herida, hinchazón y podrida llaga: no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite.

Ver Capítulo